Inicio Entrevistas Víctor Rubio: “Es un auténtico privilegio el poder formar parte de Entrenandobasket”

Víctor Rubio: “Es un auténtico privilegio el poder formar parte de Entrenandobasket”

0

Entrenandobasket ha tenido la ocasión de poder charlar con Víctor Rubio, miembro del grupo de colaboradores de la revista. La semana pasada se hizo oficial su fichaje por el Power Electronics Paterna, que militará en la Liga EBA.

¿Cómo te sientes después de confirmarse tu fichaje por el Power Electronics Paterna?

Muy ilusionado, primero por volver a entrenar en Liga EBA, segundo por hacerlo en un club estabilizado, con unos buenos cimientos y que cuenta con gente muy válida y trabajadora en su directiva y organigrama. Y tercero, por ser mi primera experiencia fuera de Gandía (más allá de mi etapa como seleccionador autonómico cadete masculino). En definitiva, una experiencia nueva que afronto con la madurez y ambición necesaria para disfrutarla como se merece.

¿Qué referencias tienes sobre tu nuevo equipo?

Muchas, ya que conocía a la plantilla de seguirles durante la temporada (juegan en el mismo grupo de liga EBA que Gandía) y tenía referencias tanto de la directiva como del club (puesto que es una entidad con historia y tradición baloncestística en nuestra Comunidad). Así que cuando contactaron conmigo, rápidamente me motivó la posibilidad de poder trabajar juntos.

¿Cuáles son los objetivos reales que se ha marcado el club?

Aún habrá que ver qué plantilla podemos hacer y valorar las posibilidades reales del equipo. Espero que podamos trabajar bien en estas semanas para cerrar un buen grupo y luego no ponernos límites, más allá de tratar de ser muy competitivos cada semana y que la calidad del trabajo diario sea alta (¡amén de que nos respeten las lesiones!) A partir de ahí, la liga nos pondrá donde merezcamos.

El equipo competirá en Liga EBA, ¿cómo valoraría el verdadero nivel de esta competición?

Es una liga complicada de jugar. Normalmente, destacan los equipos que por tradición o experiencia en ligas superiores, ya que mantienen un apoyo económico mayor y una estructura de club más firme. También hay que contar con el talento de los equipos filiales de grandes entidades deportivas del panorama baloncestístico y por supuesto, con los jugadores veteranos que en la mayoría de casos, por una situación laboral que no les permite jugar en una liga mayor, aporta su calidad al nivel de esta liga EBA. Toda esta heterogeneidad, le da un plus de dificultad a una liga donde ganar cada semana es muy complicado.

Has estado un año sin entrenar, ¿se echa mucho de menos todo lo que rodea a estar en un banquillo?

Por supuesto. Después de unos 15-16 años ininterrumpidos (donde entrené en todas las categorías de base, y donde fui ayudante, preparador físico, coordinador de cantera y primer entrenador de LEB Oro, Plata y liga EBA), es natural que necesitase un descanso. Al principio lo llevé bien, me alejé del día a día de un equipo, me centré en mi formación y en ver baloncesto desde la barrera. Después de un tiempo, es inevitable sentir que te falta esa tensión y adrenalina competitiva que nos mantiene enganchado a esto cada semana. De todas formas, creo que a mí me vino bien a nivel personal y espero sacarle partido ahora en este nuevo reto en CB Nou Basquet Paterna.

Aparte de ser entrenador, también has trabajado varias temporadas como preparador físico, ¿en qué función te sientes más cómodo?

Yo siempre me sentí entrenador. Soy licenciado en Educación Física y es cierto que durante los primeros años mis estudios me sirvieron para junto con mi formación como entrenador, compaginar ambos cargos y poder ofertar un mejor trabajo en los cuerpos técnicos en los que tuve la opción de entrar (en Gandía, con el gran Isma Cantó). Durante esos años, disfruté mucho trabajando la parcela de preparación física, pero inconscientemente, mi cabeza se iba centrando más en otros aspectos del juego que me llevaban irremediablemente hacia la parcela del entrenador. Eso es lo que soy y así me siento.

Hablando un poco de Entrenandobasket, ¿qué te está pareciendo los comienzos de este nuevo proyecto?

Pues como todo lo que supone un inicio, lo vives con incertidumbre, ilusión, pero con muchas ganas de que vea la luz. Pienso que es una gran iniciativa para todos los ámbitos que completan el mundo del baloncesto y espero que sea un punto de encuentro para entrenadores, preparadores físicos, ayudantes, etc. Además, espero que nuestros artículos sirvan para crear debate y nos ayude a mejorar a todos.

No estamos sobrados de atención mediática hacia nuestro deporte y si no la tenemos “fuera”, la tenemos que fomentar desde dentro. Estoy deseando empezar a hablar de baloncesto.

¿Cuál crees que es el verdadero punto fuerte de la revista?

Pues aparte de la variedad temática y de la segura riqueza de los contenidos, creo que la revista ofrecerá un alto nivel de conocimientos y experiencias por parte de todos los colaboradores, con lo que a priori, el material que se va a ofrecer a los suscriptores va a ser de una calidad a la que merece la pena no renunciar.

Vas a ser uno de los colaboradores y parece que te sientes muy motivado ante este nuevo reto…

Poder formar parte del grupo de elegidos para iniciar un proyecto tan interesante y llamativo como este, es un auténtico privilegio. Estoy con unas ganas enormes de que el proyecto salga definitivamente a la luz pública y esperar a ver las primeras respuestas de la gente. Al mismo tiempo, siento una gran responsabilidad para que el material que publiquemos, esté a la altura de las expectativas que la gente tendrá de una iniciativa como esta. Vamos a intentar que todos juntos consigamos un producto de calidad para los que nos lean.