Inicio Noticias “Una jugada diseñada para una última posesión a falta de once segundos”,...

“Una jugada diseñada para una última posesión a falta de once segundos”, por Eduardo Burgos

0
Hoy he estado el partido que en categoría junior masculina han jugado Maristas y UCB de Córdoba. Pues bien UCB ha tenido en sus manos la última posesión de partido a falta de 11 segundos cuando perdía sólo de un punto (49-48), tras cometer una violación de pasos Maristas.

Alberto y Chus (tándem técnico) de UCB, pidió tiempo muerto y trasladó el saque al campo rival  diseñando la jugada que a continuación os voy a describir, a pesar de que la jugada no terminó en canasta a mi me pareció una buena idea la planificada por los entrenadores de UCB.

Las jugadas de finales de partido a veces salen bien y otras mal, hay veces que se hace fielmente lo que dice el entrenador y hay ocasiones en que los jugadores se salen del guion y toman decisiones propias en función de las reacciones defensivas, voy a exponeros lo que se hizo y lo que se había planificado.

No trato con esto de criticar nada ni mucho menos, situaciones de estas se dan con bastante frecuencia en finales de partido, no olvidemos que son jugadores juniors en pleno proceso de formación y que se equivoquen forma parte de este proceso. Solamente se equivocan los que están en la cancha, no se equivocan ni los que están n el banquillo ni los que están en la grada y tampoco debemos obviar que desde la barrera se ven muy bien los toros.

LA JUGADA DISEÑADA

Diagrama nº1 (Meter balón en el campo) y diagrama nº2 (La finalización diseñada)

Antes que nada una pequeña explicación para entenderla mejor, Alberto puso en liza a cuatro exteriores y un pívot (este capaz de tirar de tres), partió de la típica formación en caja (dos jugadores en los codos-elbows de la pintura y dos en poste bajo).

Puso de sacador a su hombre referencial con doble objetivo (nº3), descolocar lo planificado por el rival que posiblemente pensara que el balón se le daría a él y que tras sacar fuera a recibir mano a mano e intentar jugar un uno contra uno con su defensor.

 

En la parte alta del perímetro por el lado del sacador puso a su base (nº1), la misión de este era hacer una finta de recepción y sacar a su defensor de la botella y dejar mas espacio para los definidores del ataque. En el poste bajo por el lado del sacador al nº4 (que es en realidad un alero alto con capacidad de penetrar y tirar), a los otros dos jugadores los mandó abiertos al otro lado del campo, el nº5 arriba como si de un alero se tratara y el escolta nº2 (buen tirador), en la esquina.

La jugada comenzaba, con el base fintando para crear espacios y el nº4 haciendo una finta de ir y volver para recibir el pase del nº3, tras recibir podía jugar un mano a mano con el sacador o fintar hacer un mano a mano y no darla yéndose a canasta, diagrama nº1.

Si esto no era posible el nº3 devolvía pase al nº4 y este penetraba con el campo abierto (finalización con entrada, tiro corto o bombita), si él no culminaba en función de las ayudas que pudiera recibir dobla balón a las esquinas (nº3 y nº2) o al nº5 (parte alta del perímetro), diagrama nº2.

Diagrama nº3 (Meter balón en el campo) y diagrama nº4 (Finalización real)

Pues bien en el diagrama nº3 y nº4 podemos observar lo que verdaderamente se hizo en el campo, lo diseñado en el diagrama nº3 se hizo exactamente tal como se había planificado, sin embargo en el diagrama nº4 podemos ver como el atacante nº4 se vio solo y tomó la decisión de tirar de tres después de recibir el pase de vuelta del nº3, triple que no anotó (todavía había 4 segundos y 9 décimas disponibles).

Tras fallar el tiro hubo que hacer falta forzosa para que el rival fuera al tiro libre y no falló ganando al final Maristas de tres puntos, un partido que tuvieron en sus manos los jugadores del UCB. Con esto solamente analizo el momento e invito a la reflexión, ¡juzguen ustedes!

Eduardo Burgos

Colaborador de Entrenandobasket

Director del Blog de baloncesto Viveelbasket