Inicio Noticias “Una forma de atacar la zona-press a medio campo”, por Eduardo Burgos

“Una forma de atacar la zona-press a medio campo”, por Eduardo Burgos

0

Generalmente cuando un equipo defiende en zona-press a medio campo, en este caso he elegido la formación 2-2-1 como se puede ver en el gráfico, se busca intentar sorprender al equipo rival o cambiar una dinámica o ritmo de partido.

Es muy frecuente que se ponga en práctica después de un tiempo muerto (ATO), cambiando la defensa que se estaba haciendo después del mismo, si no estamos mentalizado y no la esperamos (al no haberla detectado en el scouting previo), pude hacernos daño. En las dos últimas temporadas la he visto realizar a varios equipos de formación de mi provincia y por supuesto si puede ser una defensa sorpresiva en general, en dichas categorías lo puede ser aún mas.

Diagrama nº1 (Pasar medio campo) y diagrama nº2 (Cambiar balón de lado)

Una forma sencilla y eficaz para atacarla y evitar que provoque el error de nuestro base al llegar a medio campo al hacerle un trap (2c1), es la que podéis observar en el gráfico nº1, el jugador nº1 antes de pasar el medio campo para evitar que la línea de mitad de campo se convierta en un defensor mas, pasa el balón a uno de los aleros en este caso al jugador nº2 y se va al lado contrario colocándose en paralelo con él.

El jugador nº1 pasará al nº5 colocado en posición de poste alto y este buscará a los atacantes nº3 y nº4 situados en las diagonales del poste bajo, el nº4 que ya estaba y el nº3 que llega desplazándose desde el alero cuando el balón llega al nº5.

 

Por supuesto en esta defensa habría que detallar mas connotaciones en función de la reacción de la defensa a cada pase buscando las respuestas adecuadas en ataque, una de esas posibles acciones es la que podemos apreciar en el gráfico nº2.

Cuando el balón llega al jugador nº2, lo mas lógico es que la defensa intente hacer un nuevo trap en la banda al atacante nº2 y que los demás defensores roten y se ajusten a las posiciones de los atacantes. En este caso el jugador nº2 si no puede meter el balón al poste nº5, buscaría cambiar de lado el balón apoyándose en su compañero nº1.

Al recibir el nº1 seguiremos atacando buscando las diagonales, el poste repetidor central y el paralelo del lado contrario. Si nos fijamos con balón en posesión del nº1, el nº3 se abre por su lado, el nº5 se desplaza ligeramente al codo de la botella del lado del balón, el nº4 gana la línea de fondo y el jugador nº2 reemplaza al nº4 en la esquina buscando la diagonal contraria del pasador nº1.

Eduardo Burgos

Colaborador de Entrenandobasket

Director del Blog de baloncesto Viveelbasket