Inicio Noticias “Ser entrenador”, por Francesc Canals

“Ser entrenador”, por Francesc Canals

0

“Si el juego del baloncesto y los jugadores te apasionan, entonces tienes que ser entrenador cueste lo que cueste. Pero si no consiguen apasionarte, no seas entrenador”.

Empecé a entrenar a los 17 años, de manera totalmente autodidacta, conjuntamente con unos amigos.

Todo empezó en los JJOO de Los Angeles 1984, cuando la selección española, consiguió la medalla de plata, jugando la final contra el primer dream team USA, en el cual, uno de sus integrantes, era un tal, Michael Jordan.

La lectura principal que hago de todos estos años, es que un entrenador tiene más responsabilidad de lo que mucha gente cree. Observo que cada vez hay más entrenadores que no tienen conciencia de todo lo que genera su comportamiento y motivación con los jugadores que entrena.

El entrenador tiene la responsabilidad de infundir en sus jugadores el amor hacia el baloncesto, generando y manteniendo la motivación, independientemente de los resultados del partido semanal.

No hay una manera única para que el entrenador promueva entusiasmo y toda la energía necesaria que necesitan los jugadores, para que tengan pasión.

Si el entrenador no tiene un grado de pasión muy alto desde el primer día, cómo pretendemos que nuestros jugadores la tengan.

Es evidente, que hay diferentes épocas en la trayectoria de un entrenador, desde las que estamos muy satisfechos hasta en que las cosas no salen como nosotros pretendíamos.

No podemos perder a lo largo del camino la pasión por el juego, porque también la perderán nuestros jugadores.

El objetivo principal del entrenador es apasionar a los jugadores que entrena por la pasión al baloncesto. Si realmente amamos lo que hacemos, daremos lo mejor, influyendo directamente en los jugadores.

El buen entrenador no debe aceptar las mediocridades y los malos hábitos, por lo tanto, considero esencial que las sesiones de entrenamiento sean exigentes, porque las sesiones exigentes ayudan a crear un entorno donde no exista la mediocridad y los hábitos no recomendables.

Es fácil transmitir motivación cuando se ganan partidos… ¿ Y cuándo se pierden?

Francesc Canals

Entrenador Superior

Director de I am Winners