Inicio Noticias “Mover el balón, moverse los jugadores y mover la defensa”, por Eduardo...

“Mover el balón, moverse los jugadores y mover la defensa”, por Eduardo Burgos

0

Es muy corriente en cualquier partido de baloncesto oír decir a los entrenadores expresiones como ¡mueve el balón! ¡muévete!, o dicho de otra forma ¡circula el balón!, ¡juega sin balón!, ¡cambia el balón de lado! ¡no te quedes quieto!, etc.

Y es que el baloncesto es un deporte en el que el movimiento de los protagonistas (jugadores y balón), es básico y fundamental, los jugadores tienen que aprender a automatizar diferentes movimientos con balón y sin balón, en defensa y en ataque y todo ello lograr armonizarlo y conectarlo para que el juego se pare lo menos posible y sea continuo, ¡NO STOP GAME!
Jugar con  ritmo, no parar el juego, no detenerse sin necesidad, educan y crean el hábito de pensar mas rápido, lo que se traducirá en una lectura mas eficiente del juego y de cada situación de partido.
En esta tesitura hay que distinguir tres aspectos fundamentales para un mejor ataque:
1) MOVER EL BALÓN, 2) MOVERSE LOS JUGADORES Y 3) MOVER  LA DEFENSA
El primero de los conceptos mover el balón está relacionado  con la circulación del balón y la mejora de la fluidez del ataque, la mejor manera de conseguirlo es utilizando conceptos botar lo menos posible y jugar mas con pases (el balón por el aire llega antes), cambiar el balón de lado (importantísimo), jugar dentro-fuera y fuera-dentro (efecto acordeón), dar un pase mas (extra-pass),etc.
El segundo de los conceptos moverse los jugadores  se relaciona fundamentalmente con saber jugar sin balón, para ello conceptos como pasar y bloquear, pasar y cortar, fintas de recepción, puertas-atrás, cambiar de dirección, cambiar de ritmo, ir a bloquear, coger la posición en rebote, intuición para ir al sitio donde irá el balón, autobloquear, etc.
Y llegamos a la parte fundamental del meollo, si lo anterior es importante, mas importante aún es el último concepto mover la defensa, porque de nada sirve lo anterior si no conseguimos mover a la defensa del rival, si conseguimos mover a la defensa nuestro ataque crecerá enormemente, porque al moverse los defensores es cuando se pueden producir mayores desajustes (no es fácil moverse los cincos defensores a la vez de forma sincronizada) y es cuando mas le vamos a poder hincar el diente.
¿Y cómo lo podemos conseguir?, BUSCANDO LOS LLAMADO HUECOS DINÁMICOS DE LA DEFENSA, que son ni mas ni menos que los huecos que crean los jugadores al moverse en defensa. Si no movemos a la defensa esta prevé de antemano unos huecos llamados estáticos (son los que ella provoca digamos intencionadamente), si sabemos buscar que nuestros jugadores se desmarquen a los huecos no previstos, la defensa se tambaleará, no se cerrará bien el rebote, no llegarán a tiempo las ayudas, los defensas rivales no tendrán los pies bien asentados en defensa y a la mínima finta serán sobrepasados, sacaremos de su zona fuerte y de confort a los defensas rivales, etc.
Un consejo final, si queremos atacar mejor nuestro objetivo fundamental por encima de cualquier detalle o aspecto del juego, debe ser MOVER LA DEFENSA DEL RIVAL, utilizando como recursos básicos el movimiento del balón y el movimiento de los jugadores.

Eduardo Burgos

Entrenador Superior de Baloncesto

Director del Blog de baloncesto Viveelbasket