Inicio Noticias “El entrenamiento en categoría senior”, por Gabo Loaiza

“El entrenamiento en categoría senior”, por Gabo Loaiza

0

Este año, de forma fortuita, he tenido la oportunidad de entrenar en 1ª Catalana durante 9 jornadas. Más allá de que los resultados no han acompañado, y nuestra posición es la que merecemos y corresponde con el esfuerzo, compromiso e implicación dedicados, sí que esta experiencia me ha aportado elementos sobre los que analizar para mi mejora como entrenador.

Cuando un equipo no entrena al nivel que deseamos, en el partido hay momentos de pérdida de concentración, de errores no forzados, etc. debidos a que el jugador no está acostumbrado a saber concentrarse o a saber tolerar el resultado de la competición. Pero, ¿son ellos los responsables de que los entrenamientos no sean de calidad? NO. El entrenador debe conseguir que el jugador se involucre y quiera más. Obviamente, lo positivo de los deportes de equipo es que el fracaso o el éxito, siempre son compartidos, al igual que las responsabilidades. Sin embargo, la dinámica de entrenamiento y la calidad de éstos (intensidad, implicación cognitiva-concentración, etc.) depende en gran parte de lo que desprende el entrenador.

Yo, acostumbrado a entrenar en categorías de formación pensaba que entrenar senior sería parecido…O bueno, incluso mejor, ya que el contenido táctico-estratégico es mayor… y me podría sentir “más entrenador”, ¡Qué error!

Supongo que todo depende de las características y necesidades del grupo, es por esto, que quiero lanzar las siguientes ideas preliminares necesarias para organizar el entrenamiento (en senior o en cualquier categoría):

  • Conocer al jugador: qué le mueve, quiere mejorar o simplemente utiliza el baloncesto como una vía de escape a su cotidaneidad, edad, entorno… A partir de ahí, junto con las características deportivas del jugador, podremos empezar a construir un modelo de juego.
  • Definición de nuestro modelo de juego desde el primer día
  • Conocer los roles del equipo: si llevan muchos años juntos darles valor a esos roles porque cambiarlos puede ser muy difícil e incomprensible, saber si guardan relación con los que tenías pensados y observas en el entrenamiento
  • Presencia y sintonía con el líder: clave es la relación entre entrenador y líder natural del equipo (que no tiene por qué coincidir con el capitán). Cuando el líder habla, el resto calla…¡cuando el líder cuenta un chiste todos ríen…pero si ese chiste es contado por otro, no hace gracia! Respetarlo y conocerlo es fundamental para que nos apoye en decisiones cuando el resultado no acompaña.
  • Conocer la dinámica de trabajo habitual del equipo: cómo se sienten cómodos trabajando es la primera parte para posteriormente llevarlos a donde nosotros queramos. Hay que ser flexibles en nuestra dinámica y adaptar nuestra metodología a las necesidades
  • Con qué apoyos del entorno cuentas: ¿nos apoya el club? en mi caso, tras la salida del antiguo entrenador, quedé solo ante la adversidad, en mi primera experiencia senior y con una dinámica negativa de resultados.
  • Establecimiento de normas (consensuadas): un error que cometí fue la no inclusión de normas fijadas por todos…Pero, sinceramente éstas deben ponerse el primer día…A mitad de un partido, no se pueden cambiar las reglas. Si permites algo que no tenías previsto que pasase, el jugador te verá débil.
  • No dejar nada a la improvisación: hay entrenadores que planifican y pierde y entrenadores que improvisan y ganan…lo que no hay es entrenadores que ganen haciendo cosas en las que no creen. Frase de Marcelo Bielsa, que sintetiza el porqué creo necesario que el entrenador planifique… COMODIDAD Y SABER QUÉ HACEMOS Y HASTA DÓNDE LLEGAR
  • Plantear entrenamientos y tareas que logren satisfacer sus necesidades: en este caso, no conseguía dar con la tecla. Soy un entrenador que cree en ir desde situaciones reducidas (2×2,3×3, etc.) para trabajar lecturas hasta lo global en 5×5, sin embargo, esto no gustaba al grupo. Por ello, tuve que introducir diferentes tipos de formas de 5×5 de manera que no se convirtiese en un correcalles continuo a partir de los 5 minutos. Algunas ideas son las siguientes: rondas de 5×5 en media pista,5×4+1 y 5×5 controlando situaciones de ataque posicional y contraataque/balance defensivo, cambiando roles ataque y defensiva; 5×5 real, donde el mismo equipo defiende durante 2-3 minutos, se hace como si fuese partido normal solo que siempre ataca mismo equipo y cambiando de canasta….para controlar la transición defensiva y aprovechar en ataque la posibilidad de correr… TODO CON COMPETICIÓN (equipo tiene que remontar, poco tiempo cómo gestionar las posesiones, etc.)

Todo esto, sobre el papel queda cojonudo. Sin embargo, al llegar quedando 9 jornadas teniéndome que ocupar tanto de la preparación física, como de la preparación de entrenamientos no lo hace tan sencillo… y menos cuando los resultados no acompañan. Como dice Bielsa, ante la adversidad sólo y sin compañía.

CÓMO AFRONTAR Y PREPARAR UNA TEMPORADA

– Antes de empezar a escribir nuestra planificación anual, debemos llevar a cabo un proceso reflexivo y pensar: ¿hasta dónde queremos llegar?; ¿es viable?, ¿coincide con necesidades y expectativas de los jugadores?

-La primera pregunta que debemos hacernos es, ¿cuál es la finalidad del equipo? Mantener la categoría, ascender, ganar la competición…A partir de ahí empezar a construirlo.

-No enfocar el éxito o el fracaso en ganar o perder, sino en  el proceso. Lo que depende de nosotros es prepararnos para ganar.

-La confianza del jugador la recuperamos cuando: lo que se propone sirve para ganar, cuando lo que se propone les hace mejorar y cuando lo que se les propone funciona

-Preparar tareas/entrenamientos que reproduzcan las situaciones competitivas: capacidad de anticipación, capacidad de reacción ante imprevistos y capacidad de llevar la iniciativa

-Saber cómo retar a los jugadores lo que implicará que el entrenamiento tenga emociones, concentración, se focalizará la atención… Lo que permitirá también no sólo una mejor dinámica de entrenamiento, sino enseñar al jugador técnicas de concentración o de control emocional.

 Este artículo son sólo algunas ideas que he ido conociendo a medida que el fracaso llamaba a mi puerta. Es en los momentos de adversidad, derrotas, etc. cuando verdaderamente uno crece y está alerta, y cuando se da cuenta de que esos abrazos amigos de la victoria, muchas veces desaparecen cuando el éxito se va. En definitiva, espero que os haya aportado este artículo algunas ideas sobre el entrenamiento en categoría senior. Sinceramente, creo que, como en todas las categorías, todo dependerá de la tipología de jugadores que tengas; ¡¡QUE LA SUERTE NOS PILLE TRABAJANDO!!

Gabo Loaiza Pérez (@gaboloaizaperez)

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Entrenador Superior de Baloncesto