Inicio Noticias “Conceptos vs Comportamientos”, por Pablo Mattarolo

“Conceptos vs Comportamientos”, por Pablo Mattarolo

0

En los últimos años los entrenadores y entrenadoras de básquetbol hemos utilizado las palabras “conceptos” y “comportamientos” de forma indiscriminada, muchas veces definiéndolas con un mismo significado, y muchas otras llevándolas por caminos separados, pero tan relacionadas entre sí que ha resultado difícil diferenciarlas.

image003

DEFINICIONES:

Como punto de partida tomaré las clásicas definiciones, para luego ir profundizando y aplicándolas al deporte, campo donde cada vez tienen mayor relevancia; generando muchas veces confusiones en la búsqueda de universalizar palabras para su correcta utilidad.

Concepto significa diseño, imagen, construcción o símbolo, concepción, idea u opinión expresada, caracterización. Es la formulación de una idea o una imagen a través de palabras.

El término concepto tiene origen del latín conceptus, del verbo concipere, que significa algo concebido o formado en la mente, y es considerado una unidad cognitiva de significado.

Un concepto es un símbolo mental, una noción abstracta que contiene cada palabra de un lenguaje o un idioma y que corresponde a un conjunto de características comunes a una clase de seres, de objetos o de entidades abstractas, determinando cómo son las cosas.”

“Se denomina como comportamiento todas aquellas reacciones que tienen los seres vivos en relación con el medio en el que se encuentran.

Diversos estudios que se han realizado a partir de la etología, psicología y de las ciencias sociales concuerdan en que el comportamiento de un ser vivo está influenciado por todo aquello que ocurre en el entorno.

El comportamiento se corresponde con las circunstancias que se experimenten en un tiempo y espacio específico.”[1]

Por otro lado, la Real Academia Española cuando se refiere a concepto, lo define como “determinar algo en la mente después de examinadas las circunstancias”. Mientras que por comportar se entiende como “actuar de una manera determinada”[2].

TERMINOLOGÍA APLICADA AL BÁSQUETBOL:

No podría definir con exactitud la fecha en que los conceptos y comportamientos comenzaron a ser parte fundamental del básquetbol, tanto para categorías en formación como para planteles profesionales. Al día que hoy muchos entrenadores seguimos confundiendo los significados, por lo que intentaré desglosar cada uno, para estar un poco más cerca de una terminología que pueda ser entendida por todos de la misma manera, aportando en lo posible, una herramienta más para la correcta utilización de los contenidos.

En Argentina se ha avanzado mucho sobre el área de la investigación, y entre otras cosas esto se ve reflejado en la creación de un manual realizado por entrenadores, para entrenadores (manual del método CABB). Recorriendo este texto, encontramos una referencia del consagrado entrenador Julio Lamas (2017) sobre el tema planteado:

“Comportamientos (yo le llamo así) otros le llaman conceptos del juego y algunos le llaman táctica individual. (…) Saber jugar, saber moverse y poder ejecutar sin pelota.” [3](P.49)

El entrenador argentino ejemplifica como determinadas palabras pueden ser entendidas y utilizadas de distinta manera, pero sin embargo buscando un significado similar con las distintas oraciones.

Cuando se piensa e investiga sobre un deporte, tendemos a encaminarnos en la búsqueda de una universalización de los contenidos y palabras, donde queden claras sus definiciones y límites. En este sentido, los significados comienzan a estar atados a un contexto, donde los protagonistas irán generando sus propias estructuras y argumentos para materializar sus pensamientos.

REFLEXIONES DE ENTRENADORES:

Basándome en esta reflexión, donde el lugar en que vivo y trabajo será una de las variables que atraviesan mis pensamientos; y valorando la opinión de los entrenadores de mi ciudad y país, a continuación, transcribo fragmentos de conversaciones que he tenido la posibilidad de entablar sobre el tema abordado:

Javier Orlandoni (2020): “Estas confusiones son las confusiones que se dan porque conceptualmente los términos se utilizan de manera indiscriminada y no están bien delimitada cuál es su definición exacta.”

“Un concepto es una idea, y una ofensiva está regulada por un conjunto de ideas. O sea que estamos hablando de una estructura conceptual en todo caso. Esas ideas te dicen pasas, cortas, si la bola está en el poste bajo te ubicas acá, de tal manera, ocupa la esquina, ocupa determinado lugar, si se da esto se hace otra cosa. En fin…. Ideas que regulan una estructura. Esta estructura conceptual sería una ofensiva por conceptos, pero los conceptos son claramente ideas”

“Los comportamientos son acciones, y están regulados por conceptos. Son cosas diferentes, pero se complementan. El tema es que cuando los entrenadores se ponen a definir un sistema ofensivo, para ponerle su sello personal lo denominan de cualquier manera, entonces ahí se empiezan a mezclar los términos. Pero un concepto es una idea, y un comportamiento es una acción. Y una acción siempre es regulada a través de una idea. Lo sepas o no lo sepas, detrás de cada acción hay un modo de pensar la ofensiva, lo que vas hacer en relación al jugador, lo que va a hacer tu equipo y todo. Siempre, cualquiera de nuestras decisiones y acciones están reguladas por una idea previa o por una teoría.”

“Tienen una relación muy íntima, pero son cosas diferentes”

Mauro Tartaglia (2020): “Pienso en el concepto como una idea, algo más general y más abstracto inclusive; aunque está esa idea de pasar y cortar, de romper y descargar, poner la pelota interior, los espacios en los que uno decide pararse por determinados motivos, como las ideas… Incluso también los bloqueos, porque a veces dentro de los conceptos los bloqueos pareciera que no entrarían. A partir de todo esto, se genera un comportamiento, en función de cómo se mueve un compañero, si rompe por un lado me muevo por tal otro, si paso al poste bajo me muevo de tal manera con un corte o un bloqueo, y también a partir de lo que hace el equipo contrario defensivamente hablando, si me defiende de tal manera ejecuto en función de esa defensa…. Etc.”

Oscar Remaggi (2020): “Los comportamientos, los diferencio en: perimetral – perimetral, interno – interno, perimetral – interno, interno – perimetral. Y así los trabajo.”

“El juego por conceptos lo tomaría como un sistema abierto, mientras que los demás sistemas los considero cerrados y más rígidos. Estos últimos están hechos para sacar una ventaja a partir de una situación determinada, mientras que el sistema abierto por conceptos es un juego más libre donde sí hay comportamientos, pero los jugadores tienen mayor poder de decisión, y tienen más variantes.”

Leandro Marcos (2020): “el concepto tiene que ver con ideas sobre el juego. Hay tanto conceptos ofensivos como defensivos.”

“En algún momento el básquet empezó a llamar juego libre por conceptos y confundió la cuestión con ese paradigma. Cuestión errada, ya que nosotros instruimos a nuestros jugadores con determinadas reglas y les hacemos creer que eso es un juego libre, pero les decimos donde tienen que posicionarse con cada movimiento.”

“Considero que el juego conceptual es la idea rígida.”

“En el juego por comportamiento lejos de tener reglas por conceptos, lo que van a tener es reacciones frente a movimientos. El jugador defensivo y ofensivo deben reaccionar a la pelota, y a su oponente, por ende, cuando hay un comportamiento a partir de la lectura que toma el jugador le estamos dando mayor libertad.”

“No siempre un mismo movimiento va a llevar a la misma respuesta por parte de un jugador que esté en la misma posición. Un comportamiento va a llevar a reacciones diferentes tanto del ataque como de la defensa”.

Ariel Rearte (2020): “Los Comportamientos devienen de los Conceptos. Tal acción o reacción surge de un concepto antes aprendido o aplicado por el equipo. Primero existe el concepto, y una vez que se entiende, se ejecuta el comportamiento.”

“El comportamiento lo pondría como una exteriorización práctica de un concepto teórico”

HACIA UNA POSIBLE DEFINICIÓN:

Los distintos entrenadores tienen sus posturas al momento de hablar sobre conceptos y comportamientos, algunos los utilizan para mejorar sus prácticas, otros para comprender el juego; todas son valiosas y forman parte de su bagaje empírico.

Con la intención de acercarnos a una posible definición, entendiendo que esta irá variando con el paso del tiempo (el mismo básquetbol ha ido cambiando su propio reglamento y forma de jugar con el pasar de los años), comenzaremos a clasificar los comportamientos ofensivos tomando las palabras de Remaggi (2020) en: perimetral – perimetral, interno – interno, perimetral – interno, interno – perimetral.

image005

 

A partir del movimiento del primero comportará el segundo, teniendo en cuenta todas las variables posibles, como pueden ser el espacio, el tiempo, sus compañeros, los rivales y/o la ubicación de la pelota.

Los comportamientos ante cada situación podrán tener tantas variables como los jugadores ejecutantes consideren posibles, pero siempre van a estar sujetas de forma consciente o inconsciente a un concepto dentro de su estructura.

El mencionado manual del método CABB clasifica los comportamientos como un contenido ofensivo colectivo, también llamándolo “juego sin balón”, distinguiendo los movimientos que se generan a partir de: “penetraciones desde el centro, penetraciones desde 45° hacia el centro, penetraciones desde 45° hacia línea de fondo, desde poste bajo/medio hacia el centro, desde poste bajo/medio hacia línea de fondo, desde pick and roll/pop, desde mano en mano”.[4](P: 78)

Continuando con el método, diferencia tres formas posibles de “juego por conceptos”; “5 abiertos, 4 y 1, 3 – 2”. (P. 72) Haciendo referencia a la formación ofensiva inicial.

Evidentemente la formación ofensiva utilizada será uno de los principales condicionantes de los conceptos y comportamientos, al delimitar de antemano los espacios ocupados por los jugadores.

Las ofensivas en media cancha, se pueden clasificar según su rigidez táctica en ofensivas abiertas, semi abiertas o cerradas. Sin embargo, los conceptos y la lectura de juego determinarán el comportamiento de los jugadores en cada situación de partido.

Por todos estos motivos, considero relevante comenzar a distinguir los conceptos y los comportamientos, separándolos para poder profundizar aún más sobre la táctica individual y colectiva; y utilizando estas experiencias para el perfeccionamiento técnico basado en la ejecución de dichos gestos en situaciones reales de partido, con los comportamientos como vehículo para su aplicación.

A modo de ejemplo, tomamos un concepto con las posibles interacciones de los comportamientos. En esta situación, los comportamientos se dan en una formación de 4 jugadores externos y 1 interno (4 – 1); y los podríamos clasificar en externo – externo. Aislamos los comportamientos de dos jugadores, pero entendemos que estos siempre van a estar fuertemente relacionados con las variables anteriormente mencionadas.

image007 image009

image011 image013 image015

Cortar por delante del defensor          Cortar por detrás del defensor             Cortar recto al aro

image017 image019 image021

Corte al poste                                          Dejar espacio ante penetración          Finta de corte y vuelta para tomar

inmediata                                             un lanzamiento

 

En este gráfico se pudo ver claramente como el concepto vendría a ser la idea (generalmente planteada por el entrenador o la entrenadora), y el comportamiento la acción, donde el jugador ejecuta.

En el siguiente cuadro se muestran algunas diferencias y similitudes, entre conceptos y comportamientos:

image023

Finalizando el artículo, los invito a reflexionar sobre las siguientes preguntas, que tal vez aclare el panorama (o no), y nos acerque un poco más a nuestras propias conclusiones finales.

¿El juego “libre” por conceptos es realmente libre? ¿Será posible realizar un juego “por comportamientos”?

¿Por qué asociamos el juego por conceptos a formaciones “5 abiertos”, “4 – 1”, “3 – 2”?

¿Por qué nos resulta extraño un juego por conceptos en formaciones de “rombo”, “cuernos”, “1 – 4”?

¿Existen comportamientos ideales para enseñar en categorías de formación? ¿Cuáles serían?

CONSIDERACIONES FINALES:

Acercándonos a una definición final, considero que todas estas preguntas pueden servir para generar nuevos disparadores, colaborando con la revisión continua de nuestras prácticas. Tanto los conceptos, como los comportamientos ofensivos, no pueden estar enfrentados ya que a partir de uno se produce el otro; son parte de un mismo funcionamiento, una misma estructura.

El básquetbol actual se sigue encaminando hacia el incremento de la velocidad, donde cada vez más los jugadores deben ejecutar con un menor tiempo de decisión y una mayor lectura de juego, por lo que los comportamientos toman un protagonismo fundamental en cada una de las ofensivas. Por tal motivo, será conveniente acompañar la evolución del deporte, con la capacitación y actualización permanente.

AGRADECIMIENTOS:

  • Grupo de estudio “Terrenal”: entrenadores Leandro Marcos, Oscar Remaggi, Mauro Tartaglia.
  • Entrenadores: Javier Orlandoni, Ariel Rearte.

BIBLIOGRAFÍA:

Pablo Mattarolo

Entrenador argentino

Director del blog, “abrirjuegoblogspot.com

pablomattarolo@hotmail.com