Inicio Noticias “Algunos síntomas de egoísmos que no ayudan a hacer equipo”, por Eduardo...

“Algunos síntomas de egoísmos que no ayudan a hacer equipo”, por Eduardo Burgos

0
a) En los entrenadores:
-Anteponer la victoria y engordar su currículum por encima de todo (jugadores que juegan muchísimos minutos y escasas oportunidades para otros en partidos que están prácticamente decididos).
-Buscar más el resultado que la formación del jugador (típico en categorías de formación, sirvan como ejemplos el uso indebido de la defensa de zonas en edades tempranas, o presionar a destajo a equipos netamente inferiores para apalizarlos).
-Creerse el dueño absoluto de la verdad y no oír también la opinión de sus jugadores y de otros miembros del equipo.
-No llevar a cabo un trato similar e igual con todos los jugadores, con mayor permisividad con los jugadores estrella y menos con los demás.

b) En los jugadores:

-Estar preocupados solo de las estadísticas personales (principalmente de los puntos anotados que suele ser lo más habitual).
-Su equipo consigue una victoria importante y si ellos han jugado pocos minutos poner caras largas y mostrar de una forma u otra su disgusto, no participando de la alegría de sus compañeros.
-Criticar los errores de sus compañeros o del propio entrenador (esto suele ser bajo cuerda y creando mal ambiente) durante los partidos o entrenamientos, sin mirarse a si mismos cuando son ellos los que los cometen.
-No admitir de buen talante las decisiones de su entrenador en los partidos, especialmente cuando juegan poco y se van al banco (gestos inequívocos que dicen muy poco), sin pensar que hay compañeros que también están en parecida situación y también merecen jugar minutos.
-No admitir su bajo rendimiento en ocasiones en lugar de apretar dientes y luchar por mejorarlo, tratando de ver en los demás las soluciones que están en ellos mismos (mayor empeño y esfuerzo en entrenamientos y partidos).

Eduardo Burgos

Entrenador Superior de Baloncesto

Director del Blog de baloncesto Viveelbasket