Inicio Noticias Adelanto del artículo de Daniel Hernández que aparecerá en el número 30...

Adelanto del artículo de Daniel Hernández que aparecerá en el número 30 de Entrenandobasket

0

ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN Y READAPTACIÓN FUNCIONAL DE LESIONES EN BALONCESTO

A través de este articulo pretendo dar a conocer de manera genérica la etiología de las posibles lesiones que se pueden desencadenar con la práctica del baloncesto. Es muy importante aclarar que no existen recetas y que es fundamental que este trabajo esté siempre supervisado por un profesional (médicos, fisioterapeutas, readaptadores deportivos y preparadores físicos).

Como ya sabemos el baloncesto es un deporte de contacto y este contacto con los propios compañeros y rivales del otro equipo puede inducir al algún tipo de lesión por contusiones, golpes, bloqueos, saltos, caídas etc, pero no podemos olvidar que también la gran mayoría de las lesiones producidas en nuestro deporte aparecen por condicionantes ajenos al equipo rival como son el tipo de material (parquet de madera, suelo sintético, slurry, goma, hormigón…) y estado de la superficie de juego (Capacidad de absorción de impactos, suelos flotantes, longevidad de la superficie de juego, mantenimiento de la misma…), los gestos técnicos de cada jugador, la condición física de los practicantes, el control de las cargas de entrenamiento (carga interna y externa) o la planificación de la temporada que esté siguiendo el staff técnico; sin olvidarnos de las lesiones previas que hayan sufrido los jugadores, factores genéticos, o las zonas mas propensas a sufrir lesiones debido a desequilibrios o desajustes musculo-esqueléticos, que pueden llevar a que los deportistas sufran recidivas o generen puntos débiles susceptibles a una aparición de una futura lesión. (Hernández.D)

Para poder minimizar el riesgo de lesiones nos podemos ayudar de estrategias para la valoración funcional de nuestros jugadores/as, dotar de mucha importancia a la individualización y personalización en el trabajo físico (trabajando por separado en posiciones “bases” “escoltas y aleros” y “ala-pivots y pivots”) y centrarnos en las características fisiológicas de cada jugador para personalizar ese trabajo. (ASEPREB 2018)

El trabajo funcional correctamente administrado, el desarrollo de adecuados programas de fuerza (tanto dentro como fuera de la pista), el adecuado control de las cargas de entrenamiento y el trabajo sensorimotor individualizado, parecen ser las estrategias más eficaces para la prevención de lesiones.

Una vez que aparece la lesión, es de vital importancia establecer protocolos personalizados de reeducación y readaptación funcional de lesiones.

Daniel Hernández

Actual Preparador Físico del San Pablo Burgos de Liga Endesa