Suscripciones
Inicio Archivos 2018 agosto

Archivos Mensualesagosto 2018

0

La dificultad de las acciones en los deportes colectivos, depende de tres aspectos: percepción, decisión y ejecución y sus posibles combinaciones (Refoyo, 2001).

La capacidad cognitiva va mucho más allá de la inteligencia innata, tiene en cuenta aspectos como la interpretación y percepción visual y mental, así como la experiencia (Martín, 2017).

La motricidad va más allá de la ejecución de un modelo motor. La motricidad tiene en cuenta el espacio-tiempo de las acciones o a las situaciones de imprevisibilidad que surgen. El perfeccionamiento de hábitos o la coordinación son dos aspectos más de la motricidad, pero no exclusivos (Martín, 2017).

Las necesidades perceptivas específicas que necesitan el jugador de baloncesto abarcan la percepción espacial, temporal y corporal, así como la relación con la posesión del móvil o no (Cárdenas, 2004). Los mecanismos visuales son los más influyentes a la hora de percibir los elementos del juego (Cárdenas, 2000).

Corporalmente, el jugador deber percibir tanto a sus compañeros como adversarios u oponente directo, y conocer si estos están en movimiento o no, obteniendo información de las distintas partes el juego (Cárdenas, 2004).

Espacialmente, determinará las posibilidades de jugar con sentido de anchura, profundidad y altura. La percepción del espacio viene determinada por la posición, postura y orientación del jugador (Cárdenas, 2004).

Otro aspecto que no podemos obviar, es el temporal. La percepción temporal es la que nos permitirá evaluar la velocidad de compañeros, adversarios o personal y, por lo tanto, evaluar el tiempo que tardaremos en ocupar el espacio (Cárdenas 2004).

La atención es otro proceso indispensable para la formación de jugadores. Ésta, nos permitirá filtrar la información recibida para dirimir cuál es la idónea (Ruiz y Sánchez, 1997 mencionados por Alarcón, 2008)

Alarcón (2008) en su tesis doctoral hace mención a un artículo de Sánchez y Ruiz (1997) sobre la dimensiones de la atención:

  • Dimensión externa o interna: cuando el jugador centra su atención en aspectos de la tarea donde se realiza, la interna cuando se centra en la mente del jugador y la externa en el contexto
  • Dimensión amplia o reducida: el jugador centra su atención de forma abierta o concreta.

En los deportes colectivos, es la atención externa y abierta, la que hay que potenciar. También Cárdenas (1995) mencionado por Alarcón (2008) hace referencia a la importancia de la atención dividida ya que las acciones en el juego están enlazadas y se pueden obtener ventajas de muchas maneras. En este contexto de la atención dividida, entra en juego la selectiva, que permitirá dejar de lado toda la información irrelevante. El entrenador es el que debe guiar al jugador sobre qué aspectos hay que tener en cuenta, para construir la atención selectiva.

La anticipación es otro de los elementos perceptivos fundamentales. El baloncesto es un juego de toma de decisiones, pero éstas a pesar de ser correctas deben tomarse a la mayor velocidad posible, para que esa ventaja siga manteniéndose. La capacidad de prever las acciones de los rivales es de gran importancia para el jugador, ya que hay que reaccionar ante múltiples estímulos en un corto espacio de tiempo (Alarcón, 2008). Esta anticipación se dará a partir del aprendizaje de comportamientos redundantes de los adversarios, suponiendo una reducción de la incertidumbre (Marteniuk, 1976 mencionado por Alarcón, 2008).Viene impulsada por el conocimiento que tiene el jugador del juego y de los rivales y compañeros.

La anticipación puede ser receptora, efectora o perceptiva, siendo la que tiene más interés la perceptiva, ya que es la utilizada para soluciones tácticas con poco tiempo para analizar actuación de los rivales (Alarcón, 2008).

También, en relación al concepto de anticipación, Martín (2017) determinan que se refiere a procesos perceptivos que decodifiquen el comportamiento, supeditado a la influencia recibida y ejercida.

Las capacidades anteriores, están dirigidas en gran medida por el conocimiento que tiene el deportista del juego. Es el conocimiento táctico según Ruiz y Arruza (2005) el que permitirá al jugador responder eficazmente ante situaciones-problemas de los deportes invasivos.

El número de decisiones en condiciones tan altas de incertidumbre en baloncesto, obligan a que poseer un gran conocimiento que ayude a prever posibles alternativas y disminuir la incertidumbre. Los expertos sabrán qué hacer, cómo y cuándo reproducirlo (Alarcón, 2008).

Estas capacidades vienen precedidas o estimuladas por lo que Sampedro (1999) mencionado por Refoyo (2001) denominó inteligencia motriz. Ésta es la capacidad para resolver situaciones específicas mediante la correcta utilización en tiempo y espacio de la técnica, táctica y estrategia.

El jugador que comprende el juego, es inteligente tácticamente y poseerá una ventaja con respecto al adversario, ya que estará mejor situado y preverá lo que va a pasar, moviéndose antes que sus oponentes (Corcho et al., 2017)

En los deportes abiertos, el jugador debe comprender destrezas técnicas individuales y diferentes combinaciones de destrezas. Saber qué hacer en cada momento es el indicativo más importante para definir el rendimiento en el juego (Iglesias, 2001). Esta flexibilidad cognitiva es utilizada en las diferentes situaciones de juego.

A lo largo de una temporada, parece ser que jóvenes expertos mejoran antes sus conocimientos y toma de decisiones en el juego, que sus destrezas (Iglesias, 2001).

Según Thomas et al. (2001) mencionado por Iglesias (2001) un mayor nivel de pericia se consigue a partir de la inclusión de las destrezas al enunciado si…entonces…, por tanto, la pericia se consigue a partir de acuerdos entre selección de la acción y ejecución.

La interiorización del gesto es más sencilla que la capacidad interpretativa. Las acciones inconscientes como los hábitos coordinativos, son muy útiles en deportes sin colaboración-oposición, sin embargo, en deportes de interacción constante pese más la variabilidad de entorno (Martín, 2017)

Un aspecto fundamental para el jugador de baloncesto es que éste perciba los estímulos más importantes del entorno, gracias a la atención selectiva por la cual el jugador filtra la información relevante de la que no lo es. (Alarcón et al., 2010)

Otro elemento atencional complementario es la atención dividida acuñado por Cárdenas (2000) mencionado por Alarcón et al. (2010). Esta atención dividida permitirá reconocer diferentes situaciones que se sucedan en el tiempo simultáneamente. La función del entrenador es ayudar al jugador a reconocer en qué debe focalizar su atención y en qué no, tomando el jugador consciencia de su propio aprendizaje.

González (2008) hace mención en su tesis doctoral a tres tipos de conocimiento:

  • Afectivo: sentimientos subjetivos de cualquier acción que realizamos. Relacionado con la voluntad y nivel de implicación.
  • Táctico-estratégico: capacidad para dar respuesta eficaz ante un contexto específico del juego.
  • Metacognitivo: saber que se sabe. Hace referencia a un aprendizaje consciente e involucrado.
  • Condicional: comprensión sobre cuándo y cómo utilizar el conocimiento declarativo o procedimental.

Para favorecer la capacidad de pensar, imaginar, sentir y decidir las tres características principales de cualquier modelo cognitivo de aprendizaje según Bruner (1961) mencionado por González (2008) son:

  • El aprendiz es un proceso limitado de informaciones
  • El comportamiento motor está regido por los conocimientos. En primer lugar, éste es más declarativo que procedimental.
  • La clave es favorecer la resolución cognitiva de la tarea

La variable más importante para responder en el medio natural es la anticipación ante los sucesos que puedan ocurrir. En los deportes, una de las claves es ocultar las verdaderas intenciones. Los factores que influyen en los procesos de anticipación son:

  • Posibilidad de predicción de los estímulos
  • Velocidad del estímulo
  • Tiempo de presencia del estímulo
  • Cantidad de entrenamiento: necesarios entrenamientos, que simulen la realidad
  • Complejidad de la respuesta

Gabo Loaiza Pérez (@gaboloaizaperez)

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Entrenador Superior de Baloncesto

0
Este sistema de ataque es uno de los movimientos básicos que ayudaron la temporada pasada a  que los Golden State Warriors se proclamasen a las órdenes de ese magnífico entrenador como es Steve Kerr campeones de la NBA.
Los Stepehen Curry, Klay Thompson, Kevin Durant, Draymond Green, André Iguodala, etc, demostraron moverse como peces en el agua llevando a cabo este movimiento elemental de ataque que ejecutado con la perfección que en ellos es habitual se convertía en un arma letal de su juego de ataque debido especialmente de las buenas opciones que elegían en función de las lecturas defensivas de sus rivales.
Diagrama nº1 (Movimiento eje) y Diagrama nº2 (Variante)
Su movimiento eje o principal, comienza con un pase del base nº1 al pívot nº5 (Daymond Green), dándose posteriormente al unísono dos situaciones de bloqueos verticales en cada lado del campo. Por el lado del balón con bloqueo del base nº1 al alero nº3 y por el lado contrario al balón del pívot nº4 (Iguodala o Barnes) al alero nº2 (Klay Thompson). He señalado de color azul la trayectoria que seguirán los jugadores en sus movimientos de ataque y de color rojo las opciones de pase y finalización posibles.
En el diagrama nº2 se puede apreciar una variación del anterior movimiento, fundamentalmente orientada al corte sobre el bloqueo del jugador nº3 (Durant) buscando la canasta y la continuación hacia el exterior del base nº1 (Curry) para acabar con un tiro de tres. las demás opciones son prácticamente las mismas que en el movimiento anterior.
Ambos movimientos se pueden realizar por los dos lados de ataque lógicamente cambiando los rol y funciones de los pívots y de los aleros, el base seguiría haciendo lo mismo pero en el lado contrario.
Importante observar las continuaciones de los jugadores y sus salidas cara al balón después de bloquear.
RECORDATORIOS
1) “Todos los sistemas de ataque pueden ser buenos o malos en función de las características de los jugadores y de como se ejecutan y llevan a cabo”
2) “Los jugadores con mejor técnica individual a la hora de desarrollar los fundamentos del juego parten con gran ventaja a la hora de jugar sus movimientos de ataque”.
3) “Jugar con la cabeza alta nos permite tener una mejor visión del campo, del juego y será fundamental para hacer buenas lecturas del juego y tomar las mejores decisiones”.

Eduardo Burgos

Entrenador Superior de Baloncesto

Director del Blog de baloncesto Viveelbasket

0

“La utopía es el principio de todo progreso y el diseño de un futuro mejor.” Anatole France.

Había una vez un club donde los jugadores eran los protagonistas en la pretemporada. Entrenaban mezclados de edades y categorías. Los entrenadores disfrutaban viendo como el cadete le ganaba un 1×1 al senior, como un chaval podía “enseñar” un movimiento a un mayor. Chicos y chicas también entrenaban juntos. Incluso creaban sus propios ejercicios por parejas o grupos de 3.

Los entrenadores diseñaban trabajos de esas semanas con tres objetivos principales en pretemporada:

  • Que todos se conociesen el máximo posible como personas y como jugadores. Para ello trabajaban en pista y fuera de pista. Construían vínculos de calidad, afrontaban tareas de cooperación y competición….
  •  Recoger el máximo de información de cada jugador a fin de poder individualizar la manera de ayudarle a crecer. Para ello, obserbavan, tenían charlas informales, conversaciones grupales, etc…
  •  Con todo eso, diseñar una manera de jugar para aproevchar todos los talentos, y poder dar rol, espacio y presencia a todos los jugadores.

Todo ello era posible porque desde el club quedaba muy claro que el jugador, en primer lugar es de sí mismo, luego del club, después del equipo, y no es del entrenador. El entrenador es un facilitador y un desarrollador, no el protagonista.

Ese club era un espacio de felicidad. Todo el mundo recibía lo que venía a buscar. Crecimiento, diversión, reto, aprendizaje, pertenencia y amor. Los jugadores salían preparados para dar su mejor versión. Los entrenadores cada día eran mejores porque aprendían constantemente unos de otros, y de los jugadores.

Los padres valoraban el trabajo y los entrenadores estaban pagados como corresponde a esa gran vocación, responsabilidad y papel en la sociedad.

El foco era trabajar para los que están, no fichar a los que no están.

Y tantas otras cosas pasaban en ese club….

Esta utopía estaba en la mente de algunos. Otros pocos se lo planteaban de verdad. Pero a final, solo era una utopía. Y la gran mayoría se reían de ella, como suele pasar con las utopías. Menos mal que unos pocos se ponían en marcha

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.” Eduardo Galeano.

Xavi García

Entrenador Superior de Baloncesto

Especialista en Coaching Deportivo

Colaborador de Entrenandobasket

 

0

Los entrenadores iniciamos un proceso evolutivo a partir de una idea; esta la intentaremos desarrollar; obteniendo unos resultados positivos o negativos; si la idea que hemos desarrollado nos ha llevado a ganar, nuestros adversarios se darán cuenta e intentarán contrarestarla; a partir de aquí, si queremos evolucionar deberemos continuar aprendiendo.

Pero ¿ cómo aprendemos?.Personalmente mis primeros años como entrenador fueron de mucho aprendizaje autodidacta, entonces no había todos los medios digitales/audiovisuales que existen actualmente.Aprendía mediante la búsqueda de la información y la realización de entrenamientos experimentales ( entrenábamos muchas horas durante la semana, independientemente de la época del año ).A partir del aprendizaje autónomo iba adquiriendo facultades para dirigir, controlar y evaluar ya sea consciente o inconscientemente.

A partir de aquí, la inquietud para adquirir más conocimientos me llevaron, al mismo tiempo que evolucionaba el baloncesto, asistir a clínics, ver vídeos, leer, repasar detalles, compartir experiencias con entrenadores de otros equipos y deportes.

Debemos de tener la mente siempre abierta: mirar, pensar, observar, reflexionar, analizar entrenamientos,analizar  partidos, ensayar, probar, consultar, debatir, esforzarnos para ayudar y mejorar a los jugadores que tengamos a nuestra disposición.

La evolución de las personas ha estado siempre determinada por la capacidad de aprendizaje, podemos decidir aquello que queremos aprender, es decir, tenemos que ser selectivos en el aprendizaje.

Los entrenamientos deben servir para que los jugadores aprendan, habremos enseñado cuando el jugador haya aprendido.

”No existe el aprender si el pensamiento se origina en conclusiones previas”.

Krishnamurti.

I’M AFRAID TO JUMP: JUMP !!!

Francesc Canals

Entrenador Superior de Baloncesto

Director de la Empresa I am Winners

0

Hoy compartimos un vídeo elaborado por Carlos Gracia, Director de Efficient Training, en el que explica algunos ejercicios para mejorar el bloqueo del rebote. Carlos también colaboró con un artículo en el número 18 de nuestra revista.

https://www.facebook.com/EfficientTraining/videos/1001258133388454/?hc_ref=ART22_Ye9lu7UM_EWxnHbcjls_NXjq-l2j7mER7XanfVTxv3SXQW0qy9kdy3q52LmDM&fref=nf&__xts__0=68.ARCHYqntdIV827Y_DdO0gr3gDF7YzoGNMne3nwV6oxi7KxlqbBM2H57qcAtrhDxg-51T_zzvRMFHQM-Z-feZK_NI7tfA3AvCHVhRNeYEq5Ef3_2zivU84fiK3Vu6iRREirRxYIeelVFv&__tn__=kC-R