Suscripciones
Inicio Sin categoría

A veces los entrenadores de baloncesto trabajamos con ejercicios de entrenamiento demasiado enrevesados y nos olvidamos de que lo sencillo, elemental y efectivo a veces ses mucho mejor. Un poco de eso hay en los dos ejercicios que os presento, para trabajar los cambios de dirección sin balón desde un lateral del campo y desde la parte frontal.
Diagrama nº1 (desde el lateral) y diagrama nº2 (desde el frontal)
En el primer gráfico podemos apreciar los cambios de dirección desde la banda, el cono sería un defensor imaginario (podríamos colocar en una segunda fase un defensor real al jugador que cambia de dirección y en una tercera fase un defensor también al pasador).
En ambos ejercicios colocamos dos filas de jugadores, una en el centro y otra en el lateral (para distinguirlas mejor he puesto una de números pares y otra de impares). Comienza el ejercicio con un pase directo del jugador nº1 al jugador nº2 que previamente delante del cono realizará un cambio de dirección, pudiendo salir por delante o por detrás del mismo. El jugador nº1 tras dar el pase se desplaza a la fila contraria (detrás del jugador nº8). Y el jugador nº2 tras finalizar con entrada o tiro a canasta, recoge el rebote y se va al final de la fila contraria (detrás del jugador nº7).
En el segundo gráfico se invertirán los papeles, el jugador nº1 pasa el balón al jugador nº2 y ahora este esperará el cambio de dirección sin balón del atacante nº1 sobre el pivote (o posible defensor), pudiendo salir por delante o por detrás del cono. El jugador nº2 le pasará el balón y se irá a la fila contraria (detrás del nº7) y el jugador nº1 tras finalizar con entrada o tiro, cogerá su propio rebote y por fuera del campo para no entorpecer el tráfico de jugadores se irá detrás del jugador nº8.
Entrenador Superior de Baloncesto
Director del Blog de baloncesto Viveelbasket

0

Soy de los que piensan que es necesario cuidar el triángulo conformado entre familias, jugadores y entrenadores. Sin embargo, son muchos los papis o mamis que crean más conflictos que soluciones.

Es cierto que la inmensa mayoría son personas racionales, conscientes de que los entrenadores formamos parte de la educación de sus peques y que también queremos lo mejor para ellos. Pese a ello, sí hay padres que únicamente velan por sus propios intereses. Cuando digo sus propios intereses, no digo el de sus peques, sino el propio. Buscan con sus hijos solventar todo tipo de complejos, en definitiva, creen tener a una nueva súper estrella del deporte que los va a sacar de pobres.

Estos padres de los que hablo, no ayudan a la formación de la persona ni el deportista sino que complementan el desarrollo de una deformación que derivará en el abandono prematuro del deporte, con los estragos en el ámbito social, psicológico y físico que esto provoca en los jóvenes. Amenazan con irse de un club, pese a que su hijo esté bien; padres que crean conflictos inexistentes para endiosar a su hijos, padres que se creen entrenadores y cruzan la fina línea entre la confianza y la prepotencia.

Yo, como la inmensa mayoría estoy para divertirme con el deporte que me apasiona. No concibo un día sin pensar o hablar de baloncesto, pero yo asocio este y todos los deportes a la diversión, a la comprensión, a la amistad, al trabajo, al esfuerzo, al compañerismo, a la superación, etc. Dudo que alguno de los peques que tengo el placer de entrenar lleguen a ser super-estrellas, lo que sí sé es que son nenes felices que son amigos y disfrutan pasando rato juntos, en definitiva eso es el deporte. En la victoria o en la derrota permanecen unidos con la ilusión de compartir momentos y experiencias inolvidables.

Por suerte, la inmensa mayoría de padres y madres piensan así. Conciben el deporte como un vehículo educativo y de formación de personas. Al fin y al cabo, el baloncesto no tiene valores por sí mismos, sino que éstos son los que cada persona transmite. Brindo por esos padres que colaboran con personas vinculadas a la formación de sus peques como somos los entrenadores, por aquellos que no critican a sus hijos cuando hacen un mal tiro o pierden un partido, por aquellos que no apuntan los puntos que mete su hijo y por aquellos que si critican al entrenador lo hagan desde la honestidad buscando el bien común, no malintencionadamente.

Poco a poco vamos transformando la sociedad, cada vez serán más fácilmente repudiados todos esos padres que se cargan el deporte. Sus hijos no tardarán en mandarlos a tomar por culo, porque como decía Saramago todos acabamos llegando a donde nos esperan.

Gabo Loaiza Pérez

Estudiante de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Entrenador del Club Baloncesto San Fernando (Cádiz)

0

Hoy entrevistamos a Luisma Solana, Entrenador Superior que cuenta con experiencia en diversos clubes, entre ellos el Lucentum Alicante, en el cuál trabajó como Director de Cantera. Además, es el máximo dirigente de la empresa dedicada al baloncesto, Genera Basket, patrocinadora de Entrenandobasket. Actualmente, se encuentra involucrado en la creación de un nuevo proyecto, llamado Genera Equipo.

¿Cómo está siendo el verano para GeneraBasket?

En primer lugar, quería agradecer a Juanjo Segura y a Entrenandobasket el darme la posibilidad de poder contactar con todos ustedes a través de esta emocionante iniciativa que seguro será un éxito, como no puede ser de otra manera a tenor del nivel de organización y colaboradores presentados.

El verano más tranquilo de lo esperado y es que las actividades que teníamos previstas desarrollar se han tenido que posponer. El motivo no ha sido otro que nuestra ambición en la organización de los mismos ofertando calidad, en unos momentos en los que el público busca precio. No obstante, y lejos de desanimarnos, ya estamos planificando la temporada para continuar contribuyendo a la formación, objetivo prioritario de nuestra entidad.

¿Resulta complicado el tener que competir con tantas actividades parecidas durante esta época del año?

Desde luego. En España hay muy buenos profesionales que ante la falta de ofertas de trabajo han decidido crear sus propias oportunidades para continuar haciendo llegar su conocimiento y visión de este deporte a todos. Sin embargo, no es “oro todo lo que reluce”, y es importante saber bien que es lo que se busca, e informarse correctamente, para acceder a la actividad más adecuada, pues entre tanta oferta debemos saber apartar “la paja del trigo”.

Ahora estáis involucrados en sacar a la luz un nuevo proyecto, Genera Equipo, ¿podrías describirnos brevemente en qué consistirá?

Genera Equipo es un paso más allá de Genera Basket, donde ampliamos el radio de acción, y no limitarlo exclusivamente al baloncesto, manteniendo como objetivo principal la formación. Próximamente, podré ampliaros la información.

Es evidente de que el baloncesto será una parte fundamental de Genera Equipo, ¿verdad?

Por supuesto y, principalmente, por ser uno de los deportes más interesantes, formativos y educativos de cuantos podemos encontrar. Si a esto le sumamos que el baloncesto congrega en España a algunos de los mejores profesionales de cada área, es inevitable su presencia con un papel protagonista.

Hablando de nuevos proyectos, ¿qué te están pareciendo los comienzos de Entrenandobasket?

Utilizando un símil gastronómico diría que a fuego lento, con productos de primera calidad y con mucho amor. Esta combinación permitirá a Entrenandobasket ser una referencia que no tardará en obtener su primera estrella Michelin.

Y es que los colaboradores que presenta la revista son una garantía de éxito en base a sus conocimientos y experiencias, sumando además que son grandes referencias a nivel nacional. Por lo tanto, es seguro que despertará el interés de cuantos seguimos el baloncesto diariamente en una carrera de fondo de formación continua.

¿Cuál es para ti el mayor atractivo de la revista?

La posibilidad mensual de renovar ideas, opiniones, impresiones… formación en una palabra, gracias a los profesionales que nos descubrirán sus secretos a través de Entrenadobasket.

Como entrenador superior que eres, ¿podrías decirnos qué es lo que define mayormente a un buen entrenador?

Formación, pasión, equilibrio y sentido común.

Formación: Nuestra obligación es estar preparados diariamente para poder ofrecer lo mejor de nuestros conocimientos y experiencias a nuestros/as jugadores/as, pues no olvidemos que tenemos la mayor responsabilidad que se nos puede otorgar. Los padres/madres nos confían a sus hijos/as y con ellos parte de su educación, los niños/as nos confían sus ilusiones y sueños, y el baloncesto nos confía el futuro de nuestro deporte.

Pasión: El baloncesto llega a ser un sentimiento, sin el cual no podríamos dedicar las horas que le dedicamos para compartir con los demás.

Equilibrio: Es importante ser una persona equilibrada, justa, sincera, coherente… pues tenemos en nuestras manos niños/as de edades muy tempranas que comienzan a tener conciencia de todo, siendo nosotros un ejemplo.

Sentido común: con quienes trabajamos, para quienes trabajamos y por nosotros mismos, no entiendo ser entrenador sin que mis jugadores/as disfruten, quieran ellos/ellas venir siempre a entrenar y no sonrían antes, durante y después de cada entreno y partido.

Para terminar, ¿cuáles son los planes de Luisma Solana para la próxima temporada?

Pues no es ningún secreto que la situación es complicada, y mi perfil, Gestor Deportivo/Dtor. Cantera/Dtor. Técnico/Coordinador/Entrenador hoy tiene poca salida, no por falta de interés en cuanto a la necesidad de esta figura en un club, imprescindible a mi entender, sino por la falta de recursos que actualmente atraviesa el deporte.

Actualmente no tengo ningún compromiso, si bien el Club Baloncesto Laredo, mi club de toda la vida donde entrené la temporada pasada, necesita un proyecto nuevo del que venimos hablando en las últimas fechas y veremos si se concreta.

Y esperando ansioso el primer número de Entrenadobasket me despido de todos vosotros deseando toda la suerte del mundo a Juanjo Segura como capitán de esta nave que seguro navegará durante mucho tiempo.

SÍGUENOS EN: