Suscripciones
Inicio Archivos 2018 marzo

Archivos Mensualesmarzo 2018

0

DETALLES

“Las fortalezas están en nuestras diferencias, no en nuestras similitudes”, Stephen Covey.

Vamos a imaginarnos un inicio de una obra. Todos los materiales, medidas y condiciones del terreno, presupuesto, están a disposición del arquitecto y los diseñadores. Seguro que salen casas diferentes en función de los gustos y las capacidades de cada uno de ellos. Y supongamos que tenemos el diseño y la estructura… entonces un equipo de albañiles lo construirá más lento que otro, con más detalle que otro, con más cariño que otro, con más o diferentes capacidades. Pues un entrenador es el arquitecto, el diseñador y el jefe del equipo de albañiles, y muchas veces -la mayoría- , también los propios albañiles. Parece evidente que todos los materiales utilizados son diferentes, necesitan diferente trato y cuidado y sirven para diferentes funciones. Eso es la metáfora que nos sirve para darnos cuenta de lo importante que es conocer a fondo y tratar adecuadamente todos los materiales. Es la importancia de la individualización.

La idea de Individualización es un concepto muy amplio. Se basa, en sintesis, en que cada persona, más allá de sus características físico-técnicas tiene motivaciones, estilos comunicativos y preferencias de aprendizaje diferenciados. Es obvio que el baloncesto es un deporte de equipo, y que una gran parte del trabajo del entrenador es cohesionar el bloque y establecer normas dentro y fuera de la pista, crear identidad colectiva. Crear una buena casa, vamos…. No es menos cierto que para que cada uno de los miembros se sienta involucrado, comprometido y entusiasmado con el proyecto común, debe sentirse visto por el líder.

Sentirse visto por el líder significa que éste sepa, en primer lugar, cual es su motivación. Y aceptar que todas las motivaciones son válidas. Conocerlas nos permitirá crear un vínculo de calidad con cada jugador. Algunas motivaciones pueden ser… aprender, ganar, competir, estar en forma, estar con los amigos, ser centro de atención… Uno de los grandes errores del entrenador es invalidar algunas de esas motivaciones, u obviarlas, intentando que todos tengan la misma motivación que él mismo. Saber las motivaciones nos permite alimentarlas, elegir los momentos y los mensajes, y conseguir respeto, por el simple hecho de respetarles a ellos.

En segundo lugar, los estilos relacionales. Hay 4 estilos: tierra, fuego, aire y agua. En un ejercicio de alta síntesis, los podríamos describir de la siguiente manera.
Tierra: Preferencia por vivir en la realidad tangible y demostrable. Estilo formal e independiente. Necesitan claridad y orden.
Fuego: Preferencia por organizar proyectos y dirigir personas y hacer que las cosas pasen. Estilo rápido e ingenioso. Atrevido, comunicativo, no evita el conflicto.
Agua: Preferencia por crear ambientes armónicos, se preocupa de los sentimientos de los demás. Estilo sensible y amable. Evita la confrontación.
Aire: Preferencia por relacionarse con otros, ve la vida llena de posibilidades. Estilo flexible y entusiasta. Soñador.

Como siempre, el primero en conocerse debe ser el entrenador, que también pertenece a uno de estos 4 estilos. Importante decir, que todos tenemos un estilo dominante, y alguna parte del resto de estilos… Por eso hay un trabajo de análisis mediante un test que nos proporciona un diagnóstico. Es muy interesante también realizar ese test con el equipo para poder tener claros esos estilos. Esto es de gran ayuda para afinar en la individualización comunicativa y relacional. Obviamente no es lo mismo hablar con un perfil “agua” que un perfil “fuego”. También se pueden dar pautas para desarrollar la mejor manera de comunicar con cada uno de esos estilos “desde mi estilo” como entrenador. [Haz click aquí para más información]

Y por último, la individualización metodológica. Evientemente, hay jugadores que aprenden repitiendo, otros se impacientan ahí. Hay jugadores a los que la ayuda del video les resulta muy útil, a otros no tanto. Algunos aprenden imitando, otros aprenden imaginando la situación real de juego, y así podríamos seguir. Emplear un tiempo en conocer esas preferencias, permite, luego, afinar la metodología a emplear con cada uno para optimizar el aprendizaje.

Obviamente podemos intuir la potencia de combinar estas tres herramientas de individualización. Si conozco la motivación, si sé cómo comunicar con la persona, y además tengo claro qué metodología le resulta más adecuada… queda claro que podré hacer un trabajo mucho mejor que si obvio, ignoro o desprecio estos factores. Esto requiere tiempo, si. Es una inversión de tiempo que luego dará mucho rendimiento.

Y cuando una persona recibe este trato del líder, automáticamente está fidelizado a él, y por extensión, al equipo. Si yo estoy a gusto con mi líder, quiero estar en su equipo! Si en mi equipo se respetan las individualidades, y se conocen fortalezas, motivaciones, preferencias de los miembros, entonces, entre ellos también se apoyan y complementan. Es cambiar la mirada, no utilizar el equipo como excusa para conseguir compromiso. Es conseguir compromiso individual –engagement- para impulsar luego al equipo. Es más sólido, sostenible y muy rentable a medio y largo plazo.

“Los logros de una organización son los resultados del esfuerzo combinado de cada individuo”, Vince Lombardi.

P.D.: En nuestro campus Frontera Experience, trabajamos desde esta mirada, ayudamos al jugador a darse cuenta de sus necesidades, y a currarse su propio trabajo, apreciarse a sí mismo, hacerse valer desde el respeto y la consciencia. Entendemos que es el paso necesario en este momento en el ámbito formativo de acceso al alto rendimiento.

Xavi García

Entrenador Superior de Baloncesto

Especialista en Coaching Deportivo

Colaborador de Entrenandobasket

 

0

Hoy es el día más triste desde que fundáramos nuestra revista y es que Jordi Sampietro, director de Belgradobaketball y patrocinador de Entrenandobasket, ha fallecido a los 50 años de edad en su domicilio de Belgrado.

Queremos expresar a sus familiares y allegados nuestro pésame por una pérdida tan dolorosa.

Te echaremos mucho de menos. Descansa en paz.

0

Desde siempre me gusta hablar con personas de una cierta edad, las cuales, atesoran una infinidad de vivencias; son una fuente inagotable de experiencias vitales.

Hará unos días estuve hablando con una persona de un gran bagaje cultural y deportivo en el mundo del baloncesto; en las conversaciones que tenemos, en muchas ocasiones se entremezclan los temas baloncestísticos con situaciones que se han dado y dan en la vida cotidiana.

Me encanta hablar con personas, que cuando terminas la conversación, te vas para casa y le das vueltas a la cabeza sobre alguna cuestión que hemos tratado. Diálogos que ayudan a la reflexión contínua y que al mismo tiempo tenemos de verla con perspectiva adecuada a los tiempos que estamos viviendo y al tiempo que necesitamos para poder evolucionar desde un método, creencias, valores y autoexigencia.

Estamos en una sociedad, en el que todo ha de cambiar sin parar, sino hay cambios parece que no se evolucione, que no se progrese. No conozco a ningún entrenador que tenga una varita mágica y que sus equipos jueguen a las primeras de cambio como a ellos les agradaría.

Todo proceso tiene un largo aprendizaje, el cual es una necesidad básica para evolucionar, ¿cómo queremos evolucionar si no aprendemos ?. Debemos aprender desde la calma, paciencia y sin prisas.

La  calma y paciencia, nos permitirán trabajar desde la reflexión, análisis e  imaginación; hecho que resultaría muy difícil cuando queremos conseguir resultados inmediatos.

Los historiadores estudian el pasado para entender el presente.¿ Cuántas situaciones se dan actualmente que son idénticas al pasado ?: situaciones tácticas, desarrollo técnico de un gesto ofensivo, estrategias.

Las personas hacemos que los tiempos cambien, porque los tiempos no cambian.

”Los tiempos cambian…No, los tiempos no cambian, cambiamos nosotros”.

Sam Peckinpah

I’M AFRAID TO JUMP: JUMP!!!

Francesc Canals

Entrenador Superior de Baloncesto

Director de la Empresa I am Winners

Nº1. Trabajo de pase y velocidad. Jugador  con balón después del pase corre para ir a rodear al compañero y volver al mismo sitio para recibir otra vez el balón.

Sin titulo_55

 

Nº2. Trabajo de pasar y cortar. Jugador  con balón de la fila A  pasa al jugador de la fila B y corre después hacia la fila B, jugador de la fila B pasa al primero de la fila C y corre hacia la fila C…

Sin titulo_56

 

 

Toni Becerra

Director del portal www.ejerciciosbaloncesto.com

0
Muchas veces los entrenadores complicamos las cosas mas de la cuenta la hora de planificar los ataques de nuestros equipos, los enrevesamos demasiado y metemos la “in temerata” de pases rotaciones, relevos, cortes, etc, para al final terminar en un pick and roll lateral o central, vean cualquier partido de ACB, Euroliga, etc, y verán como es cierto lo que les comento.
Sin embargo si nos ponemos a mirar la NBA, principal fuente de la que todos los entrenadores “mamamos”(aunque no la única), podemos observar cuanto simplifican los ataques y lo poco que se complican la vida.
Diagrama nº1 (Inicio) y diagrama nº2 (aclarado y bloqueo lateral)
Pues bien el movimiento que os presento se lo vi hacer a un equipo de la NBA (no recuerdo su nombre, ni creo que tampoco importe demasiado), en una noche típica de desvelo baloncestítico. No es un movimiento nada del otro mundo, pero insisto en lo elemental del mismo y no por ello menos efectivo de un dos contra dos lateral.
Los jugadores parten en el inicio del ataque en una formación “uno y caja“,  comienza el movimiento con un pase del base nº1 al alero nº2, que recibe el bloqueo horizontal del jugador nº3 y corta posteriormente en diagonal al alero del lado contrario (podría recibir otro bloqueo del poste alto nº5).
Cuando el jugador nº2 tiene el balón en sus manos, los jugadores nº3, nº4 y nº1 se van todos al lado contrario y dejan un aclarado en el lado derecho del ataque para que los jugadores nº2 y nº5 jueguen un dos contra dos mediante un bloqueo directo lateral (con todas las opciones posibles de ataque en función de la reacción defensiva (pick and roll, pick and pop, pasa y va, etc).
Este movimiento lógicamente también se puede hacer con pase al lado contrario, en este caso los jugadores 2 y 3 invertirían sus papeles, así como los jugadores nº4 y nº5.
“A VECES HACER LO FÁCIL ES LO DIFÍCIL”
Entrenador Superior de Baloncesto
Director del Blog de baloncesto Viveelbasket

0

Cada vez más observo entrenadores que son unos buenos o magníficos comunicadores, los oyes hablar y piensas: ” es un crack “.Después cuando veo jugar a sus equipos, no desarrollan lo que comentan fuera de la pista.

Creo que el verdadero valor de los entrenadores no debe estar en lo que dicen fuera de la pista, sino en su capacidad para construir que sus equipos jueguen de una forma práctica.

El nivel de conocimientos de la gran mayoría de entrenadores es muy grande, hoy en día se está más cerca de todo, gracias a las redes sociales, lo que conlleva acceso a toda la información que pretendamos saber.

El entrenador se debe adaptar a los jugadores y ellos aprenderán el juego que quiere realizar el entrenador.El origen de la palabra adaptar reside en el vocablo latín: adaptare, que es un verbo compuesto por dos partes.El prefijo ad, que significa “hacia y, el verbo aptare vendría a traducirse como “ajustar”, por lo tanto podríamos definirlo como ajustar una cosa a otra.

A partir de aquí, conseguiremos que los jugadores piensen por ellos mismos sin la constante dirección del entrenador y llegaremos o estaremos cerca de que puedan expresar todo su potencial.

Debemos conocer lo que tenemos, analizar y aplicar lo que necesitan nuestros jugadores para desarrollar el juego que queremos. Como decía Herbert Von Karajan : “El arte de dirigir consiste en saber  cuando dejar la batuta para no molestar a la orquesta”.

” Una cosa es saber y otra sacar provecho de aquello que sabemos ” Ricardo Olivós

I’M AFRAID TO JUMP: JUMP!!!

Francesc Canals

Entrenador Superior de Baloncesto

Director de la Empresa I am Winners

Nº1. Trabajo de bote. Dos filas, competición por equipos, a la señal salir ha coger el balón y bordear el cono para ir hacia canasta, coger el propio rebote y salir para rodear el cono y entrada a canasta.

pepe2

Nº2. Trabajo de bote. Salir hacia el primer cono y rodearlo para luego volver con bote hacia atrás al punto de partida, después nos dirigimos hacia los dos conos de medio campo y realizamos bote lateral. Finalizamos el ejercicio con entrada a canasta en el otro lado del campo después de rodear el cono que esta dentro de la “pintura”.

200

Toni Becerra

Director del portal www.ejerciciosbaloncesto.com

0

En estos dos gráficos vamos a intentar plasmar un detalle táctico que se en ocasiones practican los equipos en defensa cuando el balón llega a un pívot atacante situado en el poste bajo. Se trata de hacer en dicha posición un trap (dos contra uno), con un alero situado en el lado débil o contrario y la recuperación posterior de la defensa cuando el balón sale de las manos del pívot (inversiones o dobladas).

Gráfico nº1 (El trap en el poste bajo) y  Gráfico nº2 (la recuperación defensiva posterior)

1 2

En el gráfico podemos apreciar como cuando el balón llega al jugador nº5 en el poste bajo, el jugador nº3 situado en el alero contrario abandona a su atacante y se desplaza para realizar un trap (2c1) al pívot atacante.

Si nos fijamos del defensor del atacante del lado del balón (nº2) se queda con el suyo y no hace ayudas. En el momento del salto del alero al trap, el nº1 en este caso se desplazará justo a una posición en la que se queda a caballo (defiende en teoría a dos atacantes en este caso del nº1 y del nº3).

Ante esta situación nos centraremos en como se realizar la recuperación defensiva posterior en el caso de que el pívot saque el balón fuera (doblar) y se realice una una inversión del balón con posibilidad de un pase mas (extra-pass). Observemos en el gráfico nº2 como el pívot nº5 saca el balón fuera, y el equipo  con dos pases hace llegar el balón a la esquina para que el nº4 finalice con un triple.

Si nos fijamos con atención, el pívot nº5 dobla el balón al nº1, lógicamente el defensor nº1 que está a caballo va a defenderlo, en ese momento el nº1 atacante pasa al nº3 y sale a defenderlo en este caso el nº4 será el que suba a defender arriba, el jugador nº3 atacante rápidamente mandará el balón a la esquina dónde se colocaba el nº4 en funciones de falso pívot (jugador con buena mano), el jugador que trata de recuperar y salir al tiro en este caso será el jugador nº3 que estaba en el trap.

Entrenador Superior de Baloncesto
Director del Blog de baloncesto Viveelbasket