Suscripciones
Inicio Archivos 2017 septiembre

Archivos Mensualesseptiembre 2017

0

La empresa Belgradobasketball, que dirige el técnico español, Jordi Sampietro, no cesa en sus actividades y para el próximo mes de diciembre, organizará un nuevo Campus en nuestro país. El evento tendrá lugar durante los días 6 y 9 de diciembre y la sede será el municipio catalán de Barberà del Vallès.

De esta manera, todos los jugadores asistente tendrán la oportunidad de mejorar su técnica individual a través de los entrenamientos caracterizados por la metodología balcánica.

Todos los interesados pueden rellenar su inscripción a través del siguiente enlace:

http://www.belgradobasketball.com/index.php/espana/

0

Es cierto que nuestro deporte ha evolucionado a un juego mucho más dinámico, de constante juego semi-organizado, donde el jugador tiende a tomar la mayoría de decisiones que se dan en el juego, quedando en segundo lugar, los numerosos sistemas a veces incomprensibles que se veían semana a semana en el baloncesto europeo. Este cambio de mentalidad, ha gustado mucho al espectador porque al fin parece que puede entender qué ocurre en la pista, los porqués de las decisiones, movimientos, etc. La versatilidad de todos los jugadores, donde ya parece difícil dirimir entre las posiciones clásicas o incluso entre interiores y exteriores, ha derivado a que se jueguen situaciones de 4 abierto o incluso los 5, donde cualquier jugador sea amenaza exterior.

Sinceramente, sintonizo mucho con este baloncesto versátil donde el jugador de forma imprevisible toma una decisión a veces correcta y a veces no, pero son los riesgos que siempre hay que asumir en un deporte con incertidumbre como el baloncesto. Me encantan estos riesgos, porque al final releva al entrenador a un papel secundario pero indispensable ya que debe ser muy meticuloso en el análisis de los partidos, acciones de juego, etc. Para luego darle forma a éstos en el propio entrenamiento, donde el entrenador creará situaciones que el jugador deberá darle solución. Todo ello, conlleva en mi modesta opinión, un importante enriquecimiento recíproco entre jugadores y entrenador, ya que ambos llevan a cabo al unísono el proceso de enseñanza-aprendizaje.

El cambio en el modelo de juego ha hecho que cada vez se juego menos de espaldas a aro por lo que la creatividad en estas situaciones se antoja muy difícil, eso unido a la multitud de defensas que se hacen obliga a plantear normas de movimiento tras recepción en poste bajo.

A continuación, expondré una serie de normas que establece Sito Alonso cuando el balón está en Poste Bajo y que generan nuevas situaciones, ventajas y espacios. Estas normas, en palabras de Sito, le han dado algún quebradero de cabeza con sus interiores ya que éstos entendían que, con ellas, se coartaba su libertad de acción y de juego en 1c1. Sin embargo, a la larga se daban cuenta que no era así, ya que estos movimientos, aparte de generar nuevas espacios y oportunidades para los compañeros, distraía a las posibles ayudas (fintas, 2c1, etc.) que se pudiesen hacer en esta situación por lo que también permitirían acabar jugando ese 1c1 en Poste Bajo.

1ª Situación Planteada

BASKETSCIENCE.pngBASKETSCIENCE2.png

En esta primera situación, se plantea un bloqueo indirecto tras pase a jugador interior. La primera opción es aprovecharlo y la segunda realizar un rebloqueo (cambiar orientación). Importante que el bloqueo sea siempre en 45º.

Otra opción, es la realización de dos bloqueos a diferentes jugadores tras el primer bloqueo y el corte de jugador bloqueado. En esta situación, el bloqueador cambiaría el ángulo de bloqueo rápidamente para tiro exterior.

BASKETSCIENCE3.png

El bloqueador, puede aprovechar esta situación de subir a 45º a poner bloqueo, para hacer una lectura de la defensa y poder buscar la puerta atrás.

2ª Situación planteada

Realizar dos bloqueos consecutivos en cabecera. La situación parte de la anterior, donde jugador que recibe bloqueo no corta, sino que se queda en triple (opción de tiro). Después nuestro “mejor tirador” sería quien recibiese este doble bloqueo. Aquí, el “primer bloqueado” podría tras realizar estos bloqueos consecutivos cortar a centro de la zona.

BASKETSCIENCE4

Estas son algunas de las situaciones que Sito Alonso planteaba en el clinic, donde a partir de los movimientos que se producían no sólo hay situaciones ventajosas para exteriores, sino para el propio jugador con balón, quien a partir de la distracción de la defensa por cómo defender esta sucesión de movimientos, se queda en un 1c1 real.

Un factor importante para el jugador que recibe es, aparte de no iniciar bote, es AMENAZAR CONSTANTEMENTE. Si el interior, únicamente espera los movimientos de los compañeros, facilitaría muchísimo la defensa tanto de su par como del resto. Es por esto, que estas normas CREO que van encaminadas a seguir mejorando la lectura de juego de los jugadores que juegan de espaldas a aro.

Otro aspecto a destacar es reconocer cómo nos defienden éstas situaciones: cómo defienden los bloqueos, cómo se preparan para los bloqueos, etc. Y entrenar esa lectura y toma de decisiones del jugador en función de las imprevisibles respuestas defensivas que se den.

A modo de síntesis, estos movimientos son una herramienta más que interesante para los entrenadores ya que nos servirá para seguir profundizando sobre cómo generar espacios y ventajas a partir de un balón interior, ya que los cortes continuos como único recurso en estos casos ya ha quedado atrás por las cada vez más intensas e innovadoras defensas que se plantean. Pese a que el baloncesto evolucione con un dinamismo inusual en la mayoría de deportes (sólo hay que ver el atrevido y a veces polémico ¿nuevo? paso 0) conocer otros tipos de baloncesto es enriquecedor y hará que las defensas deban adaptarse a algo a lo que no están acostumbradas, como los movimientos que he presentado arriba. Sigamos peleando por construir un baloncesto inteligente.

Gabo Loaiza Pérez

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Entrenador Superior de Baloncesto

0

Los entrenadores debemos establecer las condiciones para que los jugadores puedan crecer, si nos dedicamos al trabajo continuo para ayudar a los jugadores que quieran aprender, nosotros cada vez seremos mejores entrenadores, independientemente de si se ganan o se pierden partidos.

Trabajar para conseguir que los jugadores tengan unas capacidades técnicas y tácticas no es un proceso rápido, ni fácil, al contrario.

Debemos establecer las condiciones para que los jugadores sean capaces de solucionar las diferentes dificultades que se presentan en el aprendizaje de los gestos técnicos (tener una atención continuada a los detalles), en la táctica colectiva (el posicionamiento) y en la gestión de los errores (muy pocas veces los grandes errores son los decisivos, sino los pequeños) que se producen en este proceso.

Valoro mucho a los entrenadores que siempre están dispuestos en el día a día a ayudar a los jugadores que quieran mejorar y aprender.

No todo es ganar partidos, todos intentamos ganar partidos, pero para mí lo más importante es haciéndolo a partir del jugador.

I AM AFRAID TO JUMP: JUMP!!!

Francesc Canals

Entrenador Superior de Baloncesto

Director de la Empresa I am Winners

0
Durante el recién terminado Eurobasket, uno de los movimientos que mas ha utilizado el equipo de la Selección Española dirigida por Sergio Scariolo, es el que a continuación voy a explicar al que llamaban“Cuernos” y que tenía como objetivo fundamental hacer llegar el balón en el poste bajo a Pau Gasol o al jugador que jugase de “cinco”, que en ocasiones también podía ser su hermano Marc Gasol e incluso Willy Hernangómez.
Diagrama nº1 (Inicio, media cremallera) y diagrama nº2 (Bloqueo horizontal al lado contrario)
En el primer gráfico podemos apreciar como el base (Ricky Rubio, Sergio Rodríguez o Guillem Vives), se desplazaba botando al lado derecho apoyado en un bloqueo directo del jugador nº5 (Pau Gasol o Willy Hernangómez), que a su vez recibía un bloqueo ciego del escolta nº2 (generalmente Juan Carlos Navarro o Joan Sastre).
Si no había ninguna opción de tiro a canasta, el base nº1 obsevaba el bloqueo horizontal en poste alto del pívot nº4 (Marc Gasol o Pier Oriola) al escolta nº2 y en caso de salir liberado pasarle el balón para un tiro exterior de tres.
Diagrama nº3 (haciendo llegar el balón al center nº5 en poste bajo)
No podemos de olvidar que el verdadero objetivo de este movimiento era hacer llegar el balón al center nº5 en el poste bajo (generalmente Pau Gasol).
Por ello el sistema continuaba con un bloqueo directo del pívot nº4 al base que salía hacia el centro y si no podía tirar pasaba el balón al escolta nº2 situado en el alero, el jugador nº4 tras bloquear se iba a la esquina contraria.
Justo en el momento en el que recibía el balón el alero nº2, su compañero el alero nº3 (Fernando San Emeterio o Juancho Henangómez), bloqueaban horizontal por línea de fondo al pívot nº5, que buscaba salir liberado y recibir en poste bajo el pase del jugador nº2, para allí jugar un “uno contra uno con movimientos de pies bajo aro” o hacer de distribuidor desde dicha posición.
Este movimiento se podía hacer lógicamente empezando el primer pase por el lado contrario, en ese caso se invertían los papeles y el balón llegaba al poste bajo a su hermano Marc Gasol.
Entrenador Superior de Baloncesto
Director del Blog de baloncesto Viveelbasket

Nº1. El jugador con balón se mueve hacia la posición de alero y pasa el balón al jugador que estaba dentro de la zona de los 3” que a ganado una posición de juego interior. Jugamos 2c2 a un solo tiro.

Sin titulo_21

Nº2. 2C2 + apoyo. Después de jugar pasar y cortar con el apoyo el alero remplaza la posición de base. Jugamos a dos pase y 2c2 libre.

Sin titulo_22

Toni Becerra

Director del portal www.ejerciciosbaloncesto.com

0

Si comparamos el baloncesto actual con el de hace varias décadas está claro que ha sufrido una gran transformación y evolución. La mejora de la preparación física de los jugadores ha fortalecido notablemente las defensas, cada vez es más difícil resolver los 1c1, los entrenadores suelen montar un entramado de ayudas y rotaciones defensivas que son difíciles de salvar y superar.

El uso de los bloqueos (interponerse en la trayectoria del defensor), tanto de los bloqueos directos (en el lado del balón), como de los indirectos (en el lado contrario al balón), se hace hoy día casi imprescindible en los ataques de los equipos para poder conseguir ventajas del ataque respecto a la defensa y poder conseguir que los jugadores salgan liberados del marcaje al que son sometidos. 

Como norma general intentaremos no caer en ellos, para poder conseguir este objetivo va a ser fundamental comunicación defensiva colectiva. Es vital que los jugadores hablen en defensa, se avisen y reaccionen.

En este flash técnico vamos a explicar las diferentes formas que existen de poder defender los bloqueos directos, dependerá de cada entrenador usar una u otra según su conveniencia y las características de sus jugadores.

Diagramas nº1 (Pasar por encima) y nº2 (Flash defensivo)

1) Pasar por encima…..Al oír el aviso de nuestro compañero, anticiparemos lado y pierna por el lado del bloqueo y evitaremos caer en él. Esta forma sería la forma ideal de defender el bloqueo directo, pero no siempre es posible, a veces el defensor se quedará pinchado en el bloqueo (gráfico1).

2) Flash defensivo (Cucu)…..El defensor del jugador atacante que realiza el bloqueo, sin dejar de tener contacto con su defendido, hace una ayuda defensiva de forma perpendicular a la trayectoria del atacante (se asoma y se interpone en su camino), de esta manera obligamos a rodear al atacante y damos espacio y tiempo a nuestro compañero en defensa para que pueda  pasar y defender a su hombre. Después de asomarse debe recuperar a su atacante defendiéndole anticipadamente (volver). Es un movimiento que se asemeja al cucu de un reloj, de ahí su nombre (gráfico 2).

Diagrama nº3 (Cambios automáticos) y nº4 ( Trap (2 contra 1) y rotación defensiva)

3) Cambios automáticos…..Haremos cambios defensivos cada vez que se produzca un bloqueo directo. Esta forma presenta el inconveniente de los posibles desajustes defensivos (defensor bajo con atacante alto y viceversa). Y que falle la sincronización en el momento del cambio defensivo (ver gráfico 3).

4) Trap (2c1) en el bloqueo directo y rotación defensiva…..Haremos un trap (2c1) al jugador que lleva el balón, los demás compañeros hacen una rotación defensiva. Con este tipo de defensa se fomenta la concentración en el juego  y el espíritu colectivo (defendemos los cinco el bloqueo). Ni que decir tiene que además de hacer bien el trap y las rotaciones, será absolutamente esencial hacer bien las recuperaciones defensivas posteriores (gráfico 4). 

Diagrama nº5 (Empujar y pasar por detrás)

5) Empujar y pasar por detrás…..Se utiliza cuando sabemos que el jugador que lleva el balón no es tirador y tiende siempre a penetrar a canasta. Consiste en que el jugador que defiende al bloqueador se pegue a él lo más posible (empujarle sin hacerle falta) y dejar que nuestro compañero pase por detrás para coger a su hombre. No me gusta demasiado esta forma de defender los bloqueos directos (deja tirar fácil), pero como es una forma que algunos equipos la usan la explico (gráfico 5).

Está claro que podríamos añadir muchísimos mas detalles y matizaciones para establecer la defensa del bloqueo directo y continuación, que lógicamente siempre hay que tener muy en cuenta las características de nuestros jugadores y especialmente de los atacantes rivales.

Los jugadores eslovenos que por cierto son de mucha calidad, Dragic, Doncic, Randolph, Prepelic, etc, son verdaderos artistas en sacar partido al pick and roll central y lateral tal y como demostraron no sólo en este partido sino en todo el Europeo, aunque ayer con ese estratosférico 12/18 en triples, echaron por tierra cualquier atisbo de reacción de los españoles y estuvieron por encima de su defensa.

Entrenador Superior de Baloncesto
Director del Blog de baloncesto Viveelbasket

0

Como he dicho muchas veces, decidí estudiar Ciencias del Deporte por mi pasión por el baloncesto. Pienso que era la única forma de conocer cómo podrían reaccionar el organismo a cualquiera de los estímulos que se presenten durante un entrenamiento, la competición o una temporada. Creo fundamental que el entrenador conozca esos requisitos para saber conjugar los elementos técnicos-tácticos-físicos-emocionales dentro del entrenamiento, porque sólo así el proceso de enseñanza-aprendizaje del baloncesto cobra sentido.

Dentro de la infinidad de conceptos que hay que tener en cuenta en toda preparación a la competición es el tapering o puesta a punto. El primer investigador que leí sobre esta temática fue a Íñigo Mujika aplicándolo a deportes individuales con competiciones mensuales, trimestrales o anuales. Sin embargo, en los últimos tiempos ha cobrado enorme sentido en deportes como el baloncesto, puesto que este tapering se manifiesta semanalmente en toda microestructura semanal que utilicemos.

Todo lo que pongo a continuación, es un extracto de mi trabajo Final de Carrera sobre Periodización Táctica:

El taper es un descenso del nivel de entrenamiento en competición con el objetivo de descansar y prepararse para una buena actuación. Trata de evitar la fatiga del entrenamiento sin perder las adaptaciones. En definitiva, es una reducción durante un tiempo variable (dependiendo de las características competitivas y del deporte) que disminuirán el estrés del entrenamiento y optimiza el rendimiento (Mujika y Padilla, 2003).

Sus objetivos son los siguientes (Mujika y Padilla, 2003):

  • Reducir la acumulación de fatiga fisiológica y psicológica del entrenamiento.
  • Incrementar las consecuencias positivas del entrenamiento.
  • Mejorar y facilitar los procesos de recuperación.

El entrenador para controlar la carga del entrenamiento dispone de la combinación de intensidad, volumen y frecuencia. La reducción del volumen del entrenamiento no debe ser mayor que el umbral mínimo de estímulo, ya que esto sí produciría una caída importante de las adaptaciones anatómicas, fisiológicas, etc. (Mujika y Padilla, 2003)

La intensidad en los periodos de tapering debe mantenerse o incrementarse. En cambio, el volumen de entrenamiento sí debe disminuirse habiéndose encontrado resultados favorables en deportes como el ciclismo, atletismo, natación, de fuerza o triathlón. Por otra parte, el incremento de frecuencia en deportistas entrenados se ha relacionado positivamente con el rendimiento, sobre todo, en aquellos deportes que dependen de una técnica muy específica (Mujika y Padilla, 2003).

Mujika y Padilla (2003) estructuran una serie de estrategias que debemos seguir a la hora de realizar esta estrategia de “puesta a punto”:

  • Minimizar la fatiga sin comprometer las adaptaciones.
  • Mantener o aumentar la intensidad del entrenamiento.
  • Reducir el volumen de entrenamiento entre el 60-90%
  • Mantener la frecuencia de entrenamiento.

La mayor parte de estudios buscan la aplicación en deportes individuales, por lo que las recomendaciones de duración, intensidad, frecuencia y volumen, no están adaptadas al baloncesto. Prueba de ello, es que la recomendación del taper es de 2 semanas algo que no concuerda con nuestras necesidades, ya que se debe competir al máximo nivel semanalmente (Bosquet, Montpetit, Arvisais y Mujika, 2007).

El entrenamiento de alta intensidad es un componente crucial del rendimiento competitivo en deportes de equipo. Este entrenamiento deberá estar adecuado a las características del juego (móvil, cooperación y oposición) para que tenga transferencia positiva (Mujika, 2010).

Mujika (2010) defiende la inclusión de un tapering al final de la pretemporada para iniciar la competición en una óptima forma deportiva. También, habla de que esta puesta a punto tiene especial importancia en los torneos internacionales (con las selecciones), ya que tienen una menor duración, que las numerosas semanas de una o dos competiciones en los clubs. Recomienda, la realización de ejercicios de alta intensidad durante 10 días previos a la competición, respetando la bajada de volumen y el mantenimiento de la frecuencia.

En los deportes de equipo, las cargas de entrenamiento suelen ser similares entre los componentes del equipo por lo que su efecto difiere entre jugadores pudiendo provocar malas adaptaciones. Sin embargo, se ha determinado que las adaptaciones y respuestas son similares. Los jugadores participan en 2 partidos semanales, por lo que la carga de entrenamiento disminuirá el día previo a la competición (estrategia tapering) aumentando el contenido táctico conforme avanza la semana y el trabajo de fuerza explosiva (Manzi et al., 2010).

Izquierdo et al. (2007) mencionado por Brannstrom, Rova y Yu (2013) en un estudio sobre jugadores de baloncesto, determinaron la utilidad de un tape progresivo durante la semana donde el volumen disminuyese y la intensidad aumentase, de manera que la fuerza no se viera afectada por la fatiga para la competición. Este artículo, también destaca la prevalencia de estudios en deportes individuales, que no tienen transferencia al baloncesto.

En un artículo sobre futbolistas profesionales (Saifeddin et al., 2016), se analizó una temporada con 7 semanas de taper. En éstas, la duración de las sesiones disminuye un 20%, sin cambios en la intensidad. Sí aumenta la distancia recorrida a alta intensidad y el número de sprint en los partidos que disputan tras cada una de éstas semanas. Por tanto, el descenso de la duración y frecuencia y mantenimiento de la intensidad mejora la actividad en la competición.

En los deportes colectivos se combina el correcto desarrollo de la velocidad, aceleración, energía, agilidad y resistencia por lo que el taper en éstos aumentará estos atributos, aunque hay escasos artículos que lo analicen (Pyne, Mujika y Reilly 2009).

En una revisión reciente Veli (2017) afirma que el tapering maximiza el rendimiento previo a la competición. Para ello, se disminuirá el volumen entre 41-60%, manteniendo la frecuencia y la intensidad durante 8-14 días. Sin embargo, esto no tiene aplicabilidad a los deportes de equipo ya que tienen realidades estructurales y competitivas totalmente diferentes.

En un estudio sobre futbolistas de indoor, Sousa et al. (2016) en el periodo precompetitivo la reducción de la carga de entrenamiento en las últimas semanas de preparación es beneficiosa para incrementar el volumen máximo de oxígeno. Este taper no era progresivo, sino linear, algo que se contrapone con la literatura mencionada algo que puede darse como consecuencia de la no profesionalidad de los sujetos participantes en este estudio.

En cuanto a la comparativa entre el incremento de las cargas y el descenso de las mismas durante la semana, se observa que aumentarla reduce el rendimiento durante la competición, así como la respuesta metabólica a los ejercicios intermitentes (May, Kenneth, John y James, 2012).

Arruda, Aoki, Freitas, Coutts y Moreira (2013) determinaron que la carga de entrenamiento interna viene determinada por el calendario competitivo y que éste es el que ayudará a fijar los periodos de taper y el control del volumen, intensidad y frecuencia del entrenamiento.

A modo de síntesis, el tapering en deportes de equipo se incluye dentro de la microestructura semanal de entrenamientos, con el objetivo de llegar en óptimas condiciones a la competición de cada fin de semana. Ciertamente, parece interesante seguir buscando e informándonos sobre esta temática de cara a construir un periodo de tapering adecuado a las características no sólo del baloncesto, sino de todos los deportes de equipo que funcionalmente y estructuralmente comparten numerosos aspectos (colaboración, oposición, cancha compartida, etc.)

Gabo Loaiza Pérez

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Entrenador Superior de Baloncesto

0
Este movimiento es un clásico que introdujo la vieja escuela yugoslava, en concreto se lo vi practicar al entrenador serbio Bozidar Maljkovic con sus diferentes equipos y este entrenó a no pocos clubes (Radnicki, Estrella Roja, Jugoplástika de Split, Barcelona, Unicaja, Limoges, Panathinaikos, Racing de Paris, Real Madrid, Tau Vitoria, Selección de Eslovenia, Cevedita, etc).
Posteriormente con el paso de los años otros equipos lo han llevado a cabo, es un sistema de ataque para tiradores que sigue estando en vigor y que bien ejecutado y sobretodo con buenos tiradores es toda una garantía de éxito.
Diagrama nº1 (Movimiento eje) y diagrama nº2 (Continuación)
Partimos nuestro ataque de una formación “uno y caja” (la caja la forman los dos pívots en el poste bajo y los dos aleros en el poste bajo), como se puede apreciar en el gráfico nº1. Comienza el movimiento con un bloqueo vertical indirecto del pívot nº5 al alero nº2 que si sale liberado sería la primera opción para culminar de tres. Pero generalmente lo que se busca con este primer bloqueo es distraer a la defensa contraria, porque el verdadero objetivo es aprovechar las dotes de tirador de nuestro jugador nº3 que recibirá dos bloqueos consecutivos verticales e indirectos del pívot nº4 y del base nº1 y si llega con ventaja podría culminar con un triple.
Si no conseguimos poder tirar con este primer movimiento, podemos continuar de diferentes formas, una de ellas es la que os explico a continuación y que podéis ver en el gráfico nº2. Con el balón en las manos del alero nº3, se lo pasará al base nº1 que se abre por su lado y se irá al lado contrario.
Cuando el balón llega al base, el alero nº2 realiza un movimiento de carretón cortando por línea de fondo y recibiendo dos bloqueos horizontales consecutivos de los pívots nº5 y nº4. El base le pasará el balón y si llega con ventaja puede realizar un tiro esquinado desde el córner. Si no consiguiese ventaja trataría de pasar el balón al pívot nº5 que recibirá un bloqueo horizontal indirecto por línea de fondo o también mirar la continuación del pívot nº4 tras bloquear a su compañero.

SÍGUENOS EN: