Suscripciones
Inicio Archivos 2016 diciembre

Archivos Mensualesdiciembre 2016

0
He conseguido rescatar de mis viejos apuntes este ataque contra zona desde mi punto de vista bastante interesante que puso en práctica Bob Reinmart con la Universidad de Georgia y que en su momento sirvió de inspiración a varios clubes europeos (1983-1993). espero que os parte alguna idea para acoplarla a los equipos que entrenáis en la actualidad:
q
OPCIONES POSIBLES
1.-Tiro a media distancia de nuestro jugador nº1 si la defensa se queda encerrada en su área.
2.-Tiro del nº2 si la defensa sale a parar al base nº1.
3.-Tiro esquinado de nuestro jugador nº5 (triple o de cinco metros).
4.-Movimiento de pies del nº4 si recibe en el poste bajo o tiro corto.
5.-Finalización en entrada del jugador nº2 o tiro a canasta si recibe con alguna ventaja mientras corta.
6.-Tiro a media distancia del jugador nº1 tras pase de vuelta del jugador nº5.
7.-Tiro a media distancia o desde el triple del jugador nº3 tras pase de vuelta del nº5 ó del nº1.
8.-Tiro del jugador nº2 desde el lado opuesto tras cortar por debajo de la zona.
9.-Tiro del jugador nº4 tras pase desde el nº3 o desde el nº5.
10.-Tiro del jugador nº5 tras el bloqueo del jugador nº4.
11.-Tiro final del nº1 tras pase del jugador nº3 si la defensa no recupera.
12.-Se vuelve a jugar simétrico desde el otro lado (Idem)
Entrenador Superior de Baloncesto
Director del Blog de baloncesto Viveelbasket

 

0

Trabajar la técnica individual de nuestros jugadores en los entrenamientos, a partir de situaciones reales de juego, les va a servir para poder utilizarlas luego en los partidos. Es importante que el atacante que trabaja esos fundamentos se encuentre con un rival que le puede dificultar los movimientos.

El ejercicio que planteo va en esa línea. A partir de una situación de bote con un rival que me puede quitar el balón trabajo a continuación, una situación de superioridad.

1) Jugadores nº 1 y nº 2 realizan bote e intentan quitarse el balón. Mientras tanto, jugador nº 3 realiza desplazamientos defensivos entre los conos.

1x1-botando-2x11


2) A la voz de ¡¡YA!! del entrenador, los  jugadores con balón rodean los conos y realizan una entrada a canasta. El objetivo del defensor es tocar a los atacantes, si lo hace ya no puede tirar y suma un punto. Si no les toca, suma el atacante.

1x1-botando-2x12

Variantes:


- Realizarlo a todo campo.
- Uno de los atacantes deja el balón y se produce una situación de 2×1 con un balón.
- Diferentes finalizaciones.

Carlos Mosquera Rodríguez

Twitter: @c_mosquera1980

http://pasepicado.blogspot.com.es/

Twitter: @pasepicado

0
El ejercicio que a continuación os explico es muy intenso e interesante y fundamentalmente va dirigido a mejorar la reacción defensiva en función de a dónde vaya el balón en ataque, a puntear los lanzamientos exteriores y defender las penetraciones a canasta.
Diagr. nº1 (Comienzo defendiendo desde el poste alto) y Diagr. nº2 (defensa desde la esquina)
Si nos fijamos en los diagramas veremos que el formato es prácticamente el mismo, si nos fijamos en el primer diagrama el ejercicio comienza con un pase de uno de los entrenadores ayudantes u otro jugador al nº1 situado en el poste alto y este lanzaría a media distancia con el punteo del tiro del jugador que defiende. Inmediatamente el otro entrenador ayudante pasaría el balón al atacante nº1 para que penetre por línea de fondo y el defensor tras puntear el tiro anterior debe llegar a tiempo para cerrar la linea de fondo y defender con éxito al atacante nº1.
En el diagrama nº2 el ejercicio es el mismo pero en este caso comienza con un tiro a media distancia del jugador nº2 desde la esquina (corner) y el defensor va a puntearle dicho tiro, inmediatamente que se ejecuta el tiro el ayudante pasaría el balón ne este caso al atacante nº1 para que inicie una penetración por el centro, el defensor debe llegar a tiempo para defender dicha penetración.
A mi me gusta hacer este ejercicio de manera que el jugador que defienda haga de tres a cinco defensas consecutivas (nunca menos de tres). luego se va intercambiando con sus compañeros de manera que todos pasen por todas las posiciones.
Entrenador Superior de Baloncesto
Director del Blog de baloncesto Viveelbasket

Nº1. Jugador con balón realiza un auto-pase (trabajo de agarre y posición básica) para después realizar un cambio de lado del balón, un pase mas y tiro de tres puntos.

 

pag-8-ejerc-34

Nº2. Jugador con balón juega con bote hacia el cono, parada y pivote cruzado, cambio de lado del balón, un pase mas y tiro de tres puntos.

pag-8-ejerci-35

Toni Becerra

Director del portal www.ejerciciosbaloncesto.com

0

La revisión de la literatura científica de los últimos años ha demostrado como existe una necesidad de monitorizar a los jugadores para controlar de la manera más minuciosa posible sus cargas reales de entrenamiento (CE) y controlar, por ello, la aparición de lesiones ligadas a la propia CE. Existen diferentes formas de modelizar la CE y a su vez, variables sencillas extraídas de la propia CE de las cuales podemos obtener fácilmente información acerca de cómo se va desarrollando el proceso de entrenamiento.

Carga Aguda, Carga Crónica y Ratio A:C

En este “modelo”, los datos ligados a la CE son expresados en carga aguda (CA), (carga media de entrenamiento completada durante la presente semana) y carga crónica (CC) (media de la CE realizada durante las anteriores 4 semanas). Este modelo ya fue explicado previamente por Banister et al (1975) usando como referencia los términos “fatigue” (CA) y “fitness” (CC). Existe una crítica muy actual sobre el uso de las medias matemáticas o promedios para el control de la CE debido a:

  1. Los promedios pasan por encima las variaciones de carga y no permiten observar los patrones temporales en la CE. Una distribución de carga diferente durante un micro o mesociclo puede resultar en una misma CC pero con una periodización muy diferente.
  2. Los promedios no consideran el factor “tiempo”, es decir, una misma CE propuesta el día pre-partido o a mitad del microciclo no tendrá el mismo valor temporal, cosa que este modelo no distingue. Obtendrá el mismo valor la sesión de ayer que la realizada hace 3 semanas.

Asumiendo los “pros” y “contras” del modelo (es simplemente un modelo, ninguno es bueno o malo, simplemente útil) y obteniendo las mencionadas variables, podemos calcular el “estado de forma”, denominado “training Stress Balance” (TSB), definido como la diferencia entre “fitness” y “fatigue” o lo que es lo mismo: TSB= CC-CA. La obtención de un número positivo en este parámetro significará que el equipo o deportista estará en una buena oportunidad de rendimiento. Este parámetro, como la mayoría, también tiene sus limitaciones, en las cuales no entraremos en profundidad pero es una variable fácil de calcular y muy visible.

Otro concepto muy interesante y que está teniendo bastante impacto a nivel de publicaciones es el conocido como ratio carga aguda: crónica (A:C) (Acute:Chronic ratio en inglés). El ratio describe la CA respecto a la CC. De acuerdo con esto, numerosas publicaciones han mostrado cómo este parámetro puede servir a modo de predictor de lesiones (o al menos como un indicador) e indicador de periodos de carga o puesta a punto. El A:C puede servir de predictor de lesiones debido a que describe posibles picos o cambios demasiado bruscos en la CA respecto a la CC. Como resultado de ello, las investigaciones nos sugieren valores entre 0.80 y 1.20 como la zona “segura”, a partir de ahí se considera que el cambio en carga será demasiado brusco y por lo tanto, el riesgo de lesión (por simple regresión lineal) aumentará.

16_11_30_controlcarga_prediccionlesiones_01

A modo de evaluación y control, podemos graficar por ejemplo una temporada entera y ver las fluctuaciones de CE que hemos ido proponiendo. Observamos cuando nuestro A:C ratio esta fuera de esta zona de “seguridad” como indicador de una posible lesión debido a los picos en la carga entrenamiento.

En mi opinión tenemos 2 formas de analizar los cambios en el A:C:

  1. Simplemente comparando 2 test pre –post. Cuantificar la diferencia entre el A:C actual (post) con el del micro ciclo pasado (pre) y ver en cuanto ha cambiado.
  2. Mediante la utilización de la estadística, utilizando Z-Score o “Effect Size” para cuantificar (en desviaciones estándar) el cambio de un ratio sobre el otro. Asumimos que existe una variabilidad normal en las cargas, y por ello en el A:C debido a la periodización del enteramiento pero necesitamos conocer cuando esa variabilidad se sale de la “normalidad”. Para ello necesitaremos calcular el promedio de cambio del A:C (media de 4 semanas) para tomarla como “baseline”. A continuación deberemos conocer la variabilidad de esa “baseline” mediante su desviación estándar (DS) para ver cuánto de hetero/homogénea es la media. Una vez hecho eso, calcularemos el estadístico Z-Score: A:C actual – A:C “baseline” / A:C DS. Diferentes autores proponen límites variables en cuanto a la cantidad de desviaciones estándar que hacen falta para salirse de la variabilidad normal. En este caso, pondremos el límite en ±2 DS.

Como se puede apreciar en el gráfico, la mayoría de lesiones ocurren cuando el Z-Score sobrepasa el límite de 2 DS, es decir, que el cambio en el A:C y por tanto en la CE semanal sale de la variabilidad normal y por lo tenao, provocando “picos” demasiado brucos en la CE. Si nos fijamos en simplemente la diferencia de ratios (Dif Ac:Ch), este fenómeno no se aprecia tan concluyentemente debido a la variabilidad normal que hay durante un proceso de entrenamiento.

Para deportes colectivos, debido a la estructuración actual con 1 o 2 competiciones semanales el uso de este modelo cambiaría un poco. Los modelos de planificación para este tipo de deportes no te permiten ir más allá de las próximas 2 semanas porque no sabes lo que te va a pasar, por ello, el ajuste de CE debe de ser lo más específico y adecuado posible. Para ello, re-ajustaríamos la constante tiempo en el cálculo de las variables proponiendo la CA en 3-5 días, y la crónica en no más de 2 semanas e individualizadas a los minutos de juego de cada uno (no supondrá el mismo A:C para una jugadora que juegue 35’ que para una de 8’). Esto nos permitirá programar el trabajo individual complementario de tal manera que la CC sea más o menos pareja en todos los jugadores para así poder disponer de ellos en cualquier momento a su máximo rendimiento físico.

Yendo un poquito más lejos, sabemos que en estos deportes la distribución de carga dentro del microciclo es más o menos similar en la mayoría de ellos (en periodo competitivo) ya que la propia competición te impone la modelización a seguir. En este caso, el factor temporal de distribución de cargas cobra una importancia máxima, es por ello que aparte de una comparación entre CA y CC, debemos tener en cuenta la variación entre el mismo día de la semana en diferente micro. Establecer una “baseline” de carga en cada día de la semana (suponiendo que siempre se compite sábado por ejemplo) y ver las alteraciones entre días iguales de diferentes micros.

16_11_30_controlcarga_prediccionlesiones_02

“Monotony” y “Strain”

Ante estos dos términos no me atrevo a dar una traducción ya que desconozco si los términos “monotonía” y “esfuerzo” o “estrés” corresponden exactamente a la terminología científica.

“Monotony” es una medida acerca de la variabilidad de la carga durante las sesiones de entrenamiento. Su cálculo es simple: dividir la CE semanal por la desviación estándar de que la carga para la semana. Y “Strain” se considera el producto de la carga semanal y “monotony”. Son numerosos los estudios en la literatura científica que describen la relación entre estos 2 parámetros y la incidencia lesional. No es menester de este artículo entrar en profundidad en su análisis.

16_11_30_controlcarga_prediccionlesiones_03

Es de sobra conocido que la incidencia de lesión, y en este caso en concreto lesiones de no contacto es multifactorial y muy difícil de predecir. Aun así, utilizando sencillas variables y controlando exhaustivamente todo el proceso de lo que nosotros podemos controlar (en este caso la CE) nos puede dar una idea de por dónde nos estamos moviendo y ser capaces de corregir el proceso o re-planificarlo.

Saber interpretar y utilizar de una forma u otra la gran cantidad de información en forma de datos que recogemos a diario para mejorar el proceso de entrenamiento. Esto no es más que una pequeña descripción de ideas y reflexiones personales basadas en el trabajo de campo y en “papers” sobre el control del entrenamiento.

  • Bilbiografía:
    Banister EW, Calvert TW, Savage MV, Bach A. A system model of training for athletic performance. Aus J Sport Med. 1975; 7:170-176.
  • Blanch P & Gabbett TJ. Has the athlete trained enough to return to play safely? The acute: chronic workload ratio permits clinicians to quantify a player’s risk of subsequent injury.Bri J Sports Med. 2016;50(8): 471-475.
  • Foster, C. Monitoring training in athletes with reference to overtraining syndrome. Med Sci Sports Exer. 1998;30(7): 1164-1168.
  • Gabbett TJ, Hulin BT, Blanch P & Whiteley R. High training workloads alone do not cause sports injuries: how you get there is the real issue. 2016. Br J Sports Med. 2016;50(8): 444-445.
  • Hopkins WG. Measures of reliability in sports medicine and science. Sports Med. 2000;30(1):1-15.
  • Hulin BT, Gabbett TJ, Blanch P, Chapman P, Bailey D & Orchard JW. Spikes in acute workload are associated with increased injury risk in elite cricket fast bowlers. Bri J Sports Med. 2014; 48: 708-12.
  • Lurken, JJ, Foster C, McGuigan M, Brooks T, & Wright G. Effect of periodized vs. monotony training on exercise performance and salivary endocrine measures. J Strength Cond Res. 2005; 19(4).
  • Menaspà, P. Are rolling averages a good way to assess training load for injury prevention?Br J Sports Med. 2016; (online)

Hugo Salazar

Preparador Físico del Araski (Liga Femenina)

Colaborador de Genera Equipo

0
1.-Lo más importante en el baloncesto son los jugadores, ellos son personas estén donde estén, son los que nos hacen aprender y enseñar.
2.-El baloncesto es un juego sencillo, pero difícil de hacer bien, en la mayoría de los casos somos los entrenadores los que lo complicamos.
3.-Siempre tenemos el problema del tiempo, hay muchas cosas por hacer y poco tiempo para realizarlas, ¿podemos priorizarlas?.
4.-Debemos primero enseñar a jugar y luego enseñar a ganar.
5.-No debemos parar el juego, tenemos que intentar que sea continuo.
Entrenador Superior de Baloncesto
Director del Blog de baloncesto Viveelbasket

0

“La adolescencia es un momento de diversión en la vida, porque crees que lo sabes todo, y no llegas al punto donde te das cuenta que no sabes casi nada.” (Anthony Kedis)

Un equipo nace, crece, evoluciona, madura y muere. Cada temporada pasa eso. Y ahora, en estas fechas, estamos en el momento de la adolescencia de los equipos. Septiembre, octubre y noviembre son los meses donde se arma todo, el niño se hace “hombre”… diciembre y enero son la fase adolescente, donde el equipo elige casi subconscientemente, qué tipo de madurez afrontará. Hay tentaciones, de todos lados en la mirada del entrenador a su equipo en esta fase. Tentación de no cuidarse, de lo contrario, de trabajar demasiado. Tentaciones de interpretar o juzgar excesivamente a esos jugadores que llegan saturados, o en baja forma a navidades, producto de los exámenes, la pareja, el trabajo, el basket…

Pero la peor Tentación es la de renunciar a cosas que están en nuestra esencia de entrenador. Aquellos propósitos de la vida de este equipo que generamos en agosto, o antes. Qué quiero ser yo con mi equipo este año. Y me tengo que rendir? La adolescente rebeldía de estos meses lo único que me refleja es que tengo que ser mejor entrenador para hacer llegar a mi equipo esos objetivos, esos sueños, esa esencia. Que algo de lo que yo soñé no está llegando como imaginé que llegaría.

Mi consejo es aprovechar esta semana sin competición para escuchar al equipo en su etapa adolescente (y si encima tu equipo es de adolescentes, entonces ya…). Conectar con ellos, desde la vulnerabilidad, de reconocer que algo no está llegando como uno pretende, pedirles colaboración, marcarles exigencia renovada, un poco de todo… Eso, o dejar que el equipo adolescente juege a lo que le gusta (un futbol, un partidillo o lo que sea), siga sin enterarse y pierda así una oportunidad de reenfocar la maduración que vendrá en enero. Y tú renuncies de paso a parte de tu sueño con ellos, Entrenador!

“El mundo necesita soñadores y el mundo necesita hacedores. Pero sobre todo, el mundo necesita soñadores que hacen.”
-Sarah Ban Breathnach.

Xavi García

Entrenador Superior de Baloncesto

Especialista en Coaching Deportivo

Colaborador de Entrenandobasket

0

¿Cuántas veces hemos oído y nos han dicho: el tren sólo pasa una vez, o se tiene que coger este tren?

¿Qué es un tren?: “Es un vehículo compuesto por una serie de vagones o coches, acoplados entre sí y remolcados por una locomotora que los dirige y por rieles de distinto tipo”.
Nosotros somos las locomotoras, dependemos de nuestras actitudes delante de las oportunidades y dificultades que se nos va presentando la vida, en este caso, deportiva.
Siempre he pensado que la frase de coger el tren; es muy fácil y conservadora, “si hubiera cogido el tren…” Hay muchos trenes pero sólo una locomotora: nosotros.
Los entrenadores y jugadores siempre podemos (si queremos), conducir nuestras trayectorias, dependiendo de la capacidad para buscar aquello en lo que realmente nos sentiremos realizados con nosotros mismos, no con los demás.
Hay personas que quieren pero no pueden, otras pueden pero no quieren y, las que quiero y pueden. ¿Cuál queremos ser nosotros?
Me quedo con las palabras que me dijo hace unos 20 años, un catedrático deportivo cubano: “profesor, en esta vida no todas, pero si casi, lo que sucede conviene”.
Y sabéis que tenemos que hacer: valorar lo que tenemos y ser felices con lo que realizamos, este es el tren.
I’M AFRAID TO JUMP: JUMP!!!

Francesc Canals

Entrenador Superior de Baloncesto

Director de la Empresa I am Winners

SÍGUENOS EN: