Suscripciones
Inicio Archivos 2014 agosto

Archivos Mensualesagosto 2014

2

Durante la primera semana de septiembre, estará disponible para todos los suscriptores el primer número de Entrenandobasket.

El contenido del primer número de nuestra revista será del máximo interés en cada una de las ochos secciones. En la “Técnica Individual”, el maestro italiano, Franco Pinotti, nos hablará sobre el bote, haciendo referencia al ritmo de este fundamento. En la sección de “El Calentamiento”, el ex seleccionador femenino mexicano, Ray Santana, aportará un artículo sobre el calentamiento general y específico, con la idea de ir profundizando en el tema con artículos posteriores.

Todo un campeón del mundo como Charly Sainz de Aja, será el encargado de escribir en la sección, “¿Cómo planificar una temporada según la categoría?”, y su artículo tratará  sobre los objetivos a la hora de planificar una temporada de un equipo en categoría infantil que es muy superior en su liga. La sección de “La Defensa” tendrá como autor a Rafa Piña, que realizará un trabajo sobre la defensa en categoría minibasket. El actual campeón de la Liga de Venezuela, Iván Déniz, escribirá en “La Psicología del Entrenador” un interesante artículo sobre cómo motivar a un equipo cuando pierdes por 20 puntos de diferencia al descanso.

En la sección de “La Figura del Entrenador Asistente”, el artículo de Roberto Hernández, con experiencia como entrenador ayudante en equipos como el Pamesa Valencia o la Selección Española femenina, abarcará el tema del papel de un entrenador asistente para afrontar una Copa del Rey. En cuanto a la “Táctica Ofensiva”, Eduardo Burgos nos aportará una fórmula para atacar la zona 1-3-1, mientras que en el aspecto de la preparación física, aparecerá en la revista un artículo escrito por Víctor Rubio y Samuel Valle sobre el entrenamiento de la fuerza-resistencia.

Hay que señalar que muchos de estos artículos irán acompañados de gráficos, ejercicios para trabajar o vídeos.

Para terminar, la entrevista del primer número será a uno de los grandes técnicos nacionales, Pedro Martínez, que nos hablará, entre otros temas, sobre su confusa salida de Herbalife Gran Canaria y de cómo afronta su nueva etapa en Manresa.

En definitiva, el contenido del primer número de la revista cumple con creces los objetivos marcados por Entrenandobasket, centrado exclusivamente en la formación de nuestro deporte. Si todavía no estás suscrito, te animamos a hacerlo en el siguiente enlace:

http://www.entrenandobasket.es/?page_id=256

 

13

Meter el balón por el aro es una cosa, jugar baloncesto sería otra. Es común escuchar el típico tópico que alguien ha oído de otro y le da por repetirlo hasta la saciedad; “el baloncesto es fácil”, pero es que, el baloncesto, no es fácil. El baloncesto es muy difícil. Hay que conocer decenas de conceptos; después de conocerlos, hay que saber usarlos de forma integrada y coordinada con tus compañeros de equipo, de manera efectiva, eficiente, rápida, a pulsaciones de partido y mejor que tu rival. Cuanto mayor número de variables puedas dominar y anticiparte a ellas más se acentúa la diferencia en el juego. Si llegas a ese punto, claro que el baloncesto es fácil, aparentemente. No hay nada que sea producto de horas de dedicación que sea fácil. Una mente puede tardar meses o años en aprender cosas y puede olvidarlas al mismo ritmo que las aprende.

Estos micro y/o macro conceptos que trabajan sobre el detalle y que cambian el resultado de los partidos se deben pensar y repensar para ser matizados, mejorados y dominados sin perder la referencia vital de que cada día los mejoras o empeoras. Muy a menudo estos conceptos están escondidos entre las palabras de contenido dudoso o sin contenido. El propósito de este artículo es intentar desmenuzar un poco en que consiste ser un jugador inteligente. Creo que sabiendo bien el significado de algo se puede trabajar mejor en pos de mejorar y alcanzar objetivos. Por supuesto que el tema es tan amplio y complejo que el artículo quedará corto pero debería servir como una primera aproximación.

Lo primero sería una distinción en las definiciones entre listo e inteligente. Un jugador listo sería el que saca provecho de las acciones en el campo instintivamente, su instinto en la cancha le llevaría a ganar ventaja en muchas situaciones. La inteligencia sería más producto de la experiencia y es la capacidad de tomar buenas decisiones de forma consciente basadas en los conocimientos adquiridos… Creo que se le puede dar un significado más medible a estas palabras.

Por lo tanto, ¿Qué entiendo por ser inteligente en la cancha? Obviamente controlar todo, en todo momento, entiendo que a día de hoy escapa a la capacidad humana. Una buena definición sería el control del mayor número posible de variables,  en el menor tiempo posible y seleccionando la más fácil y efectiva en cada contexto. Vamos a enumerar algunos ejemplos:

- Control del tiempo y las faltas: Control del tiempo del cuarto, del reloj de posesión, del bonus de faltas y qué jugadores importantes del otro equipo están en peligro de faltas.

- Anticiparse a la acción: Reconocer situaciones y anticiparse a las más probables. La mente tiene que abrir constantemente un nuevo abanico de posibilidades. Tener siempre un buen “plan B” y saber recurrir a él rápidamente si falla el “plan A”. Contemplar muchas variables, tener los recursos para reaccionar y saber usarlos reaccionando a esas variables.

- No infravalorar a nadie también demuestra inteligencia: El talento, las habilidades cognitivas, la concentración, la intensidad de tu juego, etc., se ven condicionados si menosprecias a tu rival. Cualquiera te puede meter canasta, cualquiera te puede ganar.

- Reconocer los missmatches y desequilibrios: Reconocer ventajas por peso, altura, habilidades o velocidades, tanto tuyas como de tus compañeros. A priori, durante el juego o en décimas de segundo. Reconocer el ritmo que el rival quiere imponer. Reconocer su fórmula y conocer la forma para contrarrestarla.

- No hacer lo que no sabes hacer o tomar una decisión difícil cuando existe una más fácil: Estrechamente relacionado con esto, estaría la posibilidad de reconocer tu estado anímico y físico. Ser capaz de cambiarlo es una virtud excelente, posible aunque difícil, pero ser capaz de reconocerlo y tomar decisiones en consecuencia demuestra inteligencia y autocontrol.

- Reconocer las debilidades: Ataca las debilidades de tu defensor o de tu atacante y reconoce las tuyas para minimizar el impacto. En ataque cualquier lectura empieza de lo sencillo a lo complejo y en defensa también. Leer si tiene buen o mal tiro, si le falla el tiro tras bote, si su izquierda es especialmente floja o especialmente fuerte, o su centro de gravedad demasiado bajo, su velocidad,  la posición de sus pies o dónde se siente más incómodo y allí llevarlo.

- Saber forzar faltas o reconocer el nivel de arbitraje y actuar en consecuencia: Las faltas condicionan los partidos. Puntos a reloj parado es presión sobre el rival. Aprender a forzar faltas es un síntoma de inteligencia pues demuestra conocimiento del juego. Entender dónde está el listón que ponen los árbitros a las faltas, asumirlo como parte del juego, y tomar decisiones en beneficio propio.

- Control de la situación de tus compañeros: Dar balones en situaciones donde otro las puede aprovechar, aprovechar tus puntos fuertes, asegurar situaciones clave . Nunca dejes de moverte.

- Dominar los conceptos de spacing y timing: es decir, dónde colocarte y en qué momento empezar un movimiento. Primero conocerlos para luego poder aplicar con rapidez estos dos conceptos íntimamente relacionados.

¿Cómo trabajar esto? bueno, como todo, paciencia y determinación.

Meter el balón por el aro es una cosa, jugar baloncesto sería otra. Es común escuchar el típico tópico que alguien ha oído de otro y le da por repetirlo hasta la saciedad; “el baloncesto es fácil”, pero es que, el baloncesto, no es fácil. El baloncesto es muy difícil. Hay que conocer decenas de conceptos; después de conocerlos, hay que saber usarlos de forma integrada y coordinada con tus compañeros de equipo, de manera efectiva, eficiente, rápida, a pulsaciones de partido y mejor que tu rival. Cuanto mayor número de variables puedas dominar y anticiparte a ellas más se acentúa la diferencia en el juego. Si llegas a ese punto, claro que el baloncesto es fácil, aparentemente. No hay nada que sea producto de horas de dedicación que sea fácil. Una mente puede tardar meses o años en aprender cosas y puede olvidarlas al mismo ritmo que las aprende.

Estos micro y/o macro conceptos que trabajan sobre el detalle y que cambian el resultado de los partidos se deben pensar y repensar para ser matizados, mejorados y dominados sin perder la referencia vital de que cada día los mejoras o empeoras. Muy a menudo estos conceptos están escondidos entre las palabras de contenido dudoso o sin contenido. El propósito de este artículo es intentar desmenuzar un poco en que consiste ser un jugador inteligente. Creo que sabiendo bien el significado de algo se puede trabajar mejor en pos de mejorar y alcanzar objetivos. Por supuesto que el tema es tan amplio y complejo que el artículo quedará corto pero debería servir como una primera aproximación.

Lo primero sería una distinción en las definiciones entre listo e inteligente. Un jugador listo sería el que saca provecho de las acciones en el campo instintivamente, su instinto en la cancha le llevaría a ganar ventaja en muchas situaciones. La inteligencia sería más producto de la experiencia y es la capacidad de tomar buenas decisiones de forma consciente basadas en los conocimientos adquiridos… Creo que se le puede dar un significado más medible a estas palabras.

Por lo tanto, ¿Qué entiendo por ser inteligente en la cancha? Obviamente controlar todo, en todo momento, entiendo que a día de hoy escapa a la capacidad humana. Una buena definición sería el control del mayor número posible de variables,  en el menor tiempo posible y seleccionando la más fácil y efectiva en cada contexto. Vamos a enumerar algunos ejemplos:

- Control del tiempo y las faltas: Control del tiempo del cuarto, del reloj de posesión, del bonus de faltas y qué jugadores importantes del otro equipo están en peligro de faltas.

- Anticiparse a la acción: Reconocer situaciones y anticiparse a las más probables. La mente tiene que abrir constantemente un nuevo abanico de posibilidades. Tener siempre un buen “plan B” y saber recurrir a él rápidamente si falla el “plan A”. Contemplar muchas variables, tener los recursos para reaccionar y saber usarlos reaccionando a esas variables.

- No infravalorar a nadie también demuestra inteligencia: El talento, las habilidades cognitivas, la concentración, la intensidad de tu juego, etc., se ven condicionados si menosprecias a tu rival. Cualquiera te puede meter canasta, cualquiera te puede ganar.

- Reconocer los missmatches y desequilibrios: Reconocer ventajas por peso, altura, habilidades o velocidades, tanto tuyas como de tus compañeros. A priori, durante el juego o en décimas de segundo. Reconocer el ritmo que el rival quiere imponer. Reconocer su fórmula y conocer la forma para contrarrestarla.

- No hacer lo que no sabes hacer o tomar una decisión difícil cuando existe una más fácil: Estrechamente relacionado con esto, estaría la posibilidad de reconocer tu estado anímico y físico. Ser capaz de cambiarlo es una virtud excelente, posible aunque difícil, pero ser capaz de reconocerlo y tomar decisiones en consecuencia demuestra inteligencia y autocontrol.

- Reconocer las debilidades: Ataca las debilidades de tu defensor o de tu atacante y reconoce las tuyas para minimizar el impacto. En ataque cualquier lectura empieza de lo sencillo a lo complejo y en defensa también. Leer si tiene buen o mal tiro, si le falla el tiro tras bote, si su izquierda es especialmente floja o especialmente fuerte, o su centro de gravedad demasiado bajo, su velocidad,  la posición de sus pies o dónde se siente más incómodo y allí llevarlo.

- Saber forzar faltas o reconocer el nivel de arbitraje y actuar en consecuencia: Las faltas condicionan los partidos. Puntos a reloj parado es presión sobre el rival. Aprender a forzar faltas es un síntoma de inteligencia pues demuestra conocimiento del juego. Entender dónde está el listón que ponen los árbitros a las faltas, asumirlo como parte del juego, y tomar decisiones en beneficio propio.

- Control de la situación de tus compañeros: Dar balones en situaciones donde otro las puede aprovechar, aprovechar tus puntos fuertes, asegurar situaciones clave . Nunca dejes de moverte.

- Dominar los conceptos de spacing y timing: es decir, dónde colocarte y en qué momento empezar un movimiento. Primero conocerlos para luego poder aplicar con rapidez estos dos conceptos íntimamente relacionados.

¿Cómo trabajar esto? bueno, como todo, paciencia y determinación.

Javier Huertas: @bball4real1

 

10

Hoy entrevistamos a Ray Santana, entrenador canario y miembro del grupo de colaboradores de Entranandobasket. Actualmente, es Director Técnico del CB Vinaròs, aunque cuenta con varios años de experiencia en la Selección femenina de México, con la que ha conquistado varias medallas en diferentes Torneos. En su trayectoria, también destacan las 15 temporadas que ha estado en el cuerpo técnico del FC Barcelona, donde tenía la función de ojeador.

¿Qué balance harías de tu etapa como seleccionador femenino en México?

En primer lugar, decir que al estar con la selección mis temporadas son más cortas. Normalmente, el tiempo que paso en México es entre 3 y 5 meses, según las competiciones internacionales que juegue la selección. Contestando a la pregunta, todas las temporadas que he ido con la selección, se han conseguido muy buenos resultados, desde la más importante que fue la medalla en los PANAMERICANOS donde hacía más de 30 años que no se conseguía ninguna hasta dos medallas de oro en COCABA.  También, ganamos la medalla de bronce en CENTROBASQUET con la selección absoluta y una medalla de oro en el CENTROBASQUET con la U-17.

El último verano que estuve fue el pasado y conseguimos la medalla de oro en COCABA, además de otra medalla de oro con la U-17 en el CENTROBASQUET

Así que el balance se puede decir que es bastante bueno y más viendo los resultados de este verano donde yo ya no he estado.

¿Cómo definirías el baloncesto femenino en un país como el azteca?

El baloncesto femenino en México es el primer deporte por la cantidad de jugadoras que lo practican, pero hasta hace poco carecía de una liga profesional. Ahora se ha puesto en marcha apenas hace dos temporadas y todavía está en proceso de consolidarse, ya que cuenta con pocos equipos. Después, está la liga universitaria que es una liga bien organizada pero las jugadoras solo pueden jugar hasta los 23/24 años, con lo cual hay un gran vacío. Con el tiempo, México puede ser una potencia pero necesita un proceso con no tantos cambios y consolidar su federación  para poder lograr ser competitivo.

¿Existe mucho seguimiento por parte del país a la selección femenina nacional?

Bueno, como en todos los países el seguimiento es mucho menor que en el masculino y eso que quitando esta última época donde la selección masculina de la mano de Sergio Valdeolmillos ha conseguido grandes logros, anteriormente la femenina era la que lograba los resultados. Exceptuando el momento en que se ganó la medalla Panamericana, que hubo un gran seguimiento por parte de todos los medios de comunicación, en el resto no ha habido mucho seguimiento.

Eres uno de tantos entrenadores españoles que se han visto obligados a emigrar al extranjero en busca de trabajo, ¿es tan complicado como algunos dicen ese proceso de adaptación?

Sí, es complicado, pero en México cuentas con la ventaja del idioma y de la gente que es muy amable, ya que te tratan muy bien. Quizás sea más complicado en el tema organizativo, debido a sus problemas institucionales entre federaciones. Por otro lado, he de decir que dejo grandes amigos en México y espero poder volver aunque sea de visita.

¿Crees que el entrenador español es actualmente el mejor formado de Europa?

Yo creo que sí, dado que recibimos una gran formación, tanto de los cursos de la federación española como de la asociación de entrenadores. De hecho, ahora mismo hay muchísimos entrenadores españoles entrenando en el extranjero.

Hablando de formación, ¿qué te están pareciendo los inicios de Entrenandobasket?

Muy buenos, creo que es una gran iniciativa y que será de gran ayuda para los entrenadores que siempre estamos buscando mejorar y recibir más información sobre este gran deporte que nos apasiona.

Tú vas a escribir en el primer número de la revista, que va salir en septiembre, ¿podrías decirnos brevemente en qué va a consistir el artículo?

Voy a escribir sobre el calentamiento y la idea es ir progresivamente. En este primer artículo, hablo un poco del calentamiento de modo general.

¿Es para ti el calentamiento un aspecto del baloncesto al que se le debería de dar más importancia?

Sí, creo que es vital para realizar un buen entrenamiento o empezar un partido con la concentración adecuada. Por lo tanto, creo que habría que darle más importancia en el sentido de ser mas específico.

Para terminar, ¿cuáles son los planes de Ray Santana para el futuro inmediato?

Bueno, yo gracia a dios llevo 8 años trabajando como director técnico y entrenador del C.B VINAROS SERVOL,  cargo que he podido compatibilizar con el de entrenador de la selección de México. Para esta temporada, he recibido varias ofertas para ir a entrenar fuera, pero de momento sigo en Vinaros y espero poder volver a entrenar a alguna selección en no mucho tiempo.

 

2

Entrenandobasket tiene un nuevo patrocinador y se trata de la empresa, Espin Sports.

Espin Sports es una empresa dirigida por el técnico catalán, Xavi Espin, y que cuenta con una tienda especializada en ropa de baloncesto. Esta empresa también se centra en organizar diversas actividades relacionadas con el baloncesto, como por ejemplo, campus o clinics.

 

0

Hoy entrevistamos a Josep María Berrocal, entrenador catalán y colaborador de Entrenandobasket. El pasado curso estuvo entrenando en Belfast (Irlanda) y en esta semana, se ha anunciado su fichaje para la próxima temporada como técnico asistente de Dusko Ivanovic en el Panathinaikos.

¿Cómo calificarías tu experiencia de la pasada temporada en Belfast?

Muy enriquecedora, pero sinceramente pienso que he aprendido yo más de ellos que ellos de mí. Tanto a mi mujer y a mí, nos ha servido bastante para mejorar nuestro inglés y también hemos disfrutado, ya que la relación era buena con los jugadores y el club, pero ya te digo que deportivamente, pienso que el club podría haberlo aprovechado más.

Para la próxima temporada, has fichado como entrenador asistente de Dusko Ivanovic en Panathinaikos. Todo un reto, ¿verdad?

Sí, y lo afronto con la máxima ilusión, ya que se trata de un club muy grande en todos los sentidos. Comencé mi carrera en equipos de élite hace 12 temporadas en el FC Barcelona y la verdad es que me siento muy afortunado de volver a formar parte de otro gran club con tanta historia.

¿El hecho de que en Panathinaikos esté Dusko Ivanovic ha sido un factor fundamental para tu fichaje?

Sencillamente, puedo decir que yo marcho al Panathinaikos por Dusko. Él ya me conocía de nuestra etapa en Barcelona y buscaba a alguien con mi perfil, así que ese ha sido el motivo verdadero de mi fichaje.

Has trabajado como asistente de entrenadores de enorme prestigio, ¿te quedas con alguno en especial?

La verdad, he de decir que con todos y no es una respuesta diplomática. Svetislav Pesic me marcó mucho por lo competitivo que era, Dusko Ivanovic representa la exigencia máxima hacia el jugador y hacia él mismo. Por lo que respecta a Xavi Pascual, he aprovechado mucho de él, ya que controla todo tácticamente hasta el último detalle.

¿Qué es lo que define mayormente para ti a un buen entrenador asistente?

Por encima de todo, que sea un buen entrenador, ya que a veces se piensa que el entrenador asistente tiene menos importancia y no es cierto. Forma parte del cuerpo técnico y si todas las piezas no están bien encajadas, no funciona correctamente. Por otro lado, pienso que debe de ser leal al entrenador principal, diciéndole lo que piensa en el momento adecuado y sobretodo, pensando en lo mejor para el equipo.

También has sido entrenador principal de equipos como Menorca, Budivelnyk Kiev o Belfast, ¿en qué rol te sientes más cómodo?

En todos, ya que como decía antes, por encima de todo debes de ser entrenador. Quizás, como primer técnico tienes más presión porque eres la cabeza visible pero al final, lo que te apasiona es el baloncesto y hace tiempo que aprendí que debo trabajar mucho y estar preparado para desempeñar cualquier función.

Eres uno de tantos entrenadores españoles que están acostumbrados a marcharse al extranjero a trabajar, ¿resulta difícil compaginar la vida del entrenador con la familia?

La vida del entrenador no es fácil de compaginar con la vida familiar. No puedo cambiar el mundo del baloncesto, pero sí adaptarme mejor a él para tener una mejor calidad de vida, tanto personal como profesional.

Hablando ahora de Entrenandobasket, ¿qué te parece este nuevo proyecto en el que vas a participar como colaborador?

Entrenandobasket nos dará a todos la opción de mejorar como entrenadores, ya que será una herramienta más aparte de clinics o de la revista de la Federación. Por lo tanto, pienso que es un proyecto muy interesante y que nos ayudará a crecer a todos. Por mi parte, siempre estoy abierto a colaborar con proyectos de este estilo, que tengan como objetivo la formación.

Para terminar, una recomendación para todos aquellos interesados en suscribirse a Entrenandobasket.

Pues que la mejor forma de mejorar es querer aprender cada día y como decía antes, pienso que Entrenandobasket va a ser una herramienta muy útil para mejorar la formación de los entrenadores.

0

Hoy entrevistamos a Luisma Solana, Entrenador Superior que cuenta con experiencia en diversos clubes, entre ellos el Lucentum Alicante, en el cuál trabajó como Director de Cantera. Además, es el máximo dirigente de la empresa dedicada al baloncesto, Genera Basket, patrocinadora de Entrenandobasket. Actualmente, se encuentra involucrado en la creación de un nuevo proyecto, llamado Genera Equipo.

¿Cómo está siendo el verano para GeneraBasket?

En primer lugar, quería agradecer a Juanjo Segura y a Entrenandobasket el darme la posibilidad de poder contactar con todos ustedes a través de esta emocionante iniciativa que seguro será un éxito, como no puede ser de otra manera a tenor del nivel de organización y colaboradores presentados.

El verano más tranquilo de lo esperado y es que las actividades que teníamos previstas desarrollar se han tenido que posponer. El motivo no ha sido otro que nuestra ambición en la organización de los mismos ofertando calidad, en unos momentos en los que el público busca precio. No obstante, y lejos de desanimarnos, ya estamos planificando la temporada para continuar contribuyendo a la formación, objetivo prioritario de nuestra entidad.

¿Resulta complicado el tener que competir con tantas actividades parecidas durante esta época del año?

Desde luego. En España hay muy buenos profesionales que ante la falta de ofertas de trabajo han decidido crear sus propias oportunidades para continuar haciendo llegar su conocimiento y visión de este deporte a todos. Sin embargo, no es “oro todo lo que reluce”, y es importante saber bien que es lo que se busca, e informarse correctamente, para acceder a la actividad más adecuada, pues entre tanta oferta debemos saber apartar “la paja del trigo”.

Ahora estáis involucrados en sacar a la luz un nuevo proyecto, Genera Equipo, ¿podrías describirnos brevemente en qué consistirá?

Genera Equipo es un paso más allá de Genera Basket, donde ampliamos el radio de acción, y no limitarlo exclusivamente al baloncesto, manteniendo como objetivo principal la formación. Próximamente, podré ampliaros la información.

Es evidente de que el baloncesto será una parte fundamental de Genera Equipo, ¿verdad?

Por supuesto y, principalmente, por ser uno de los deportes más interesantes, formativos y educativos de cuantos podemos encontrar. Si a esto le sumamos que el baloncesto congrega en España a algunos de los mejores profesionales de cada área, es inevitable su presencia con un papel protagonista.

Hablando de nuevos proyectos, ¿qué te están pareciendo los comienzos de Entrenandobasket?

Utilizando un símil gastronómico diría que a fuego lento, con productos de primera calidad y con mucho amor. Esta combinación permitirá a Entrenandobasket ser una referencia que no tardará en obtener su primera estrella Michelin.

Y es que los colaboradores que presenta la revista son una garantía de éxito en base a sus conocimientos y experiencias, sumando además que son grandes referencias a nivel nacional. Por lo tanto, es seguro que despertará el interés de cuantos seguimos el baloncesto diariamente en una carrera de fondo de formación continua.

¿Cuál es para ti el mayor atractivo de la revista?

La posibilidad mensual de renovar ideas, opiniones, impresiones… formación en una palabra, gracias a los profesionales que nos descubrirán sus secretos a través de Entrenadobasket.

Como entrenador superior que eres, ¿podrías decirnos qué es lo que define mayormente a un buen entrenador?

Formación, pasión, equilibrio y sentido común.

Formación: Nuestra obligación es estar preparados diariamente para poder ofrecer lo mejor de nuestros conocimientos y experiencias a nuestros/as jugadores/as, pues no olvidemos que tenemos la mayor responsabilidad que se nos puede otorgar. Los padres/madres nos confían a sus hijos/as y con ellos parte de su educación, los niños/as nos confían sus ilusiones y sueños, y el baloncesto nos confía el futuro de nuestro deporte.

Pasión: El baloncesto llega a ser un sentimiento, sin el cual no podríamos dedicar las horas que le dedicamos para compartir con los demás.

Equilibrio: Es importante ser una persona equilibrada, justa, sincera, coherente… pues tenemos en nuestras manos niños/as de edades muy tempranas que comienzan a tener conciencia de todo, siendo nosotros un ejemplo.

Sentido común: con quienes trabajamos, para quienes trabajamos y por nosotros mismos, no entiendo ser entrenador sin que mis jugadores/as disfruten, quieran ellos/ellas venir siempre a entrenar y no sonrían antes, durante y después de cada entreno y partido.

Para terminar, ¿cuáles son los planes de Luisma Solana para la próxima temporada?

Pues no es ningún secreto que la situación es complicada, y mi perfil, Gestor Deportivo/Dtor. Cantera/Dtor. Técnico/Coordinador/Entrenador hoy tiene poca salida, no por falta de interés en cuanto a la necesidad de esta figura en un club, imprescindible a mi entender, sino por la falta de recursos que actualmente atraviesa el deporte.

Actualmente no tengo ningún compromiso, si bien el Club Baloncesto Laredo, mi club de toda la vida donde entrené la temporada pasada, necesita un proyecto nuevo del que venimos hablando en las últimas fechas y veremos si se concreta.

Y esperando ansioso el primer número de Entrenadobasket me despido de todos vosotros deseando toda la suerte del mundo a Juanjo Segura como capitán de esta nave que seguro navegará durante mucho tiempo.

SÍGUENOS EN: