Inicio Noticias “El corazón de ofrecer oportunidades”, por Francesc Canals

“El corazón de ofrecer oportunidades”, por Francesc Canals

0

Hace unos días, escuchaba una entrevista/coloquio de Ettore Messina, personalmente uno de los mejores entrenadores que hay en Europa, al cual, siempre he seguido desde que me cautivó en uno de sus primeros clínics que hizo en España.

Messina  dijo una frase, hablando sobre su trayectoria deportiva, especialmente en sus inicios como entrenador que me llamó la atención: » el corazón de ofrecer oportunidades «; se refería a la oportunidad que le dieron a él, para poder entrenar y gracias a la persona que se la dió, ha conseguido realizarse como un entrenador profesional, en este caso, un gran y reconocido coach.

Una oportunidad implica una acción por parte del sujeto afectado: es el momento a partir del cual una determinada acción puede lograr un cambio significativo en la vida.

Me gustaría hablar sobre los entrenadores  que tienen o no ese corazón de ofrecer oportunidades a los jugadores que entrenan.

Personalmente, siempre he creído en dar la alternativa a jugadores para que puedan jugar al máximo nivel dentro del club de pertenencia.Una vez tú les das la oportunidad dependerá del mismo jugador.Evidentemente no todos los que están en esta coyuntura podrán tener una trayectoría ascendente, ya que no sólo es el estar, sino después es el querer y el poder.

Hay jugadores que quieren pero no pueden; otros que pueden pero no quieren más de lo que tienen; en tercer lugar, los que pueden y quieren.

Por otra parte, también tenemos los jugadores que olvidan fácilmente que están donde están, porque ha habido alguien que ha tenido el » corazón de ofrecer una oportunidad «, estos estarían en el grupo de los desagradecidos.

Hay entrenadores que le hablan mucho a sus jugadores, comentándoles que tienen capacidades para jugar a más nivel; les hablan de alcanzar el éxito profesional y poco de ayudarlos a determinar qué es.Les hacen caer en la carrera de las ratas: las pobres corren y corren en una rueda que no les lleva a ninguna parte.Cuando se agotan y se paran, una mano las coge y las sustituye por otras descansadas.

Los entrenadores debemos abrir puertas, como hacen los buenos profesores y no cerrarlas.

Al fin y al cabo, las personas son las que marcan la diferencia.

I’M AFRAID TO JUMP: JUMP!!!

Francesc Canals

Entrenador Superior

Director de I am Winners